Mi Carrito

Cerrar

4 señales para saber si tu crema hidratante no te funciona

Posted on

 

Amiga, ¡date cuentaaaaaaaa!


Tu crema te está sacando granitos. La compraste para que borrara líneas de expresión y no ves cambios. O querías una especial para piel grasa y te deja más brillosa que el sol. Tal vez no sientes que hidrate lo suficiente. O peor aún - te está resecando la piel.


Si esto te está pasando, puede que sea momento de cambiar de crema.


Te dejamos 4 señales que tu piel te está enviando para decirte que el hidratante que le estás poniendo no está sirviendo pero ni tantito:


  1. Tu piel se siente apretada o estirada

Si notas que tu piel se siente estirada o apretada cuando usas tu crema hidratante, entonces algo no está bien. Incluso puede ser que no sea culpa del hidratante. Si percibes esto, significa que la barrera de protección de tu piel está dañada… y todo el hidratante del mundo no va a poder arreglarlo.


Lo que necesitas hacer es ayudar a tu piel a reconstruir esta barrera. Para lograrlo, debes revisar todos los productos de tu rutina de belleza y comenzar a eliminar uno por uno hasta que encuentres al culpable. Puede ser tu limpiador facial (quizás es demasiado duro para tu tipo de piel, dañándola en vez de limpiarla), o algún tratamiento que estés usando con demasiada frecuencia (como exfoliantes, retinol, vitamina C o AHA/BHA). Dale un respiro a tu piel encontrando al culpable. Te recomendamos, una vez que lo hayas identificado, rescatar tu piel con algún aceite reparador (como este milagro de color azul) y una crema súper hidratante especial para pieles sensibles, como Hydration Gel Water Tube de Abib, una crema en gel hecha con ácido hialurónico, aceite de coco y manteca de karité, o Stay With Me Day Cream de SIORIS, una crema hecha para calmar la piel irritada y enrojecida hecha con extracto de ciruela verde orgánica, ácido hialurónico, aceite de cártamo y aceite de girasol. Sólo así podrás rescatarla.


  1. Tu piel está reseca

Si estás aplicando tu hidratante religiosamente pero aún así tu piel sigue reseca y opaca, entonces hay un problema con la fórmula que estás utilizando. Revisa la lista de ingredientes de tu crema y busca elementos emolientes que reparen e hidraten la piel, como aceite de jojoba, aceite de almendras dulces, manteca de karité o ceramidas. Te recomendamos probar Rose Ceramide Cream de URANG, la crema que te dejará con piel tan suave como un pétalo de rosa, ya que está hecha con agua de rosas orgánica, aceite de semilla de jojoba, aceite de semillas de girasol y ceramidas, las cuales ayudarán a regenerar tu piel y dejarla suave, hidratada y rellenita. O bien, puedes intentar con Hydration Crème Water Tube de Abib, un humectante poderoso y de rápida absorción que contiene ácido hialurónico, manteca de karité, niacinamida y extracto de moringa.



  1. Tu piel se ve grasosa

Lo último que quieres es ponerte una crema y que parezca que tapaste tu rostro con plástico para envolver. Entonces, si tu piel se sigue sintiendo grasosa 30 minutos después de aplicar tu crema hidratante, estás utilizando una fórmula mucho más pesada de lo que necesitas. Si es así, cambia tu crema actual por una fórmula más ligera. Hay varias presentaciones en gel o más fluidas que hidratan tu piel a profundidad sin dejarla grasosa, como Hydration Gel Water Tube de Abib, que se absorbe de inmediato y deja tu piel suave y radiante (¡pero no grasosa!) o Hydra Sun Fluid de Village 11 Factory, un protector solar en formato de esencia que es ligero, hidratante y que sobre todo, cuida tu piel de los dañinos rayos solares.


  1. Te están saliendo barritos

Si tu piel es propensa al acné, entonces lo que menos necesitas es una crema que te cause brotes. Es una combinación complicada, porque necesitas una crema que ayude a reparar la barrera de tu piel mientras que ayuda a que no se te tapen los poros. Muchas veces, las cremas son muy buenas para una de estas dos cosas, pero casi nunca para las dos.


Entonces, elegir un humectante que ayude a eliminar el acné mientras que hidrata y protege tu piel no es cosa fácil. Pero Pyunkgang Yul está aquí para salvarte. Crearon una crema en gel ligera, llamada Acne Cream de Pyunkang Yul que cruza la delgada línea entre prevención, protección y humectación. Está hecha con extracto de sauce blanco, extracto de centella asiática, niacinamida y lirio tigrado, por lo que ayuda a calmar la piel irritada, evita la penetración bacteriana, controla el exceso de sebo y desinflama la piel. ¡Ah! Y no contiene aceites ;)


Al final, si tu humectante no está cumpliendo con todo lo que esperas, puede que no sea la fórmula correcta para ti. Por eso reunimos 4 señales para que te dieras cuenta. Y para encontrar tu match perfecto, siempre checa los ingredientes de cada producto para asegurarte que combinan con tu tipo de piel y los problemas que quieres atacar.


Cuando encuentres esa crema ganadora, asegúrate de aplicarla religiosamente (y de exfoliar tu piel para evitar que las células muertas causen piel opaca, puntos negros o granitos!). Así saldrás todos los días a la calle luciendo una piel de porcelana.

¡ESPERA, ESPERA! NO ME CIERRES TODAVÍA

Tenemos muchas sorpresas para ti: contenido exclusivo, nuevos productos, promociones y mucho más!

SEARCH THIS STORE