Mi Carrito

Cerrar

5 maneras inesperadas para usar tu aceite limpiador

Posted on

Funciona para más de lo que esperabas...

Obviamente, ¡la primera manera de usar tu aceite limpiador es lavando tu cara! Pero hay algunos otros trucos que quizás no conocías…


Tal vez conseguiste un limpiador facial que no terminó de encantarte, o que no removía el maquillaje como esperabas. Y si eres como yo, desperdiciar productos nunca ha sido lo tuyo. Pero hay muchas otras cosas que puedes hacer con tu aceite limpiador para evitar que se desperdicie. 


Por eso quiero compartirte 5 maneras inesperadas en las que puedes usar tu aceite limpiador (además de lavar tu carita):

 

1. Para limpiar tus brochas de maquillaje

Así como remueve maquillaje e impurezas de tu rostro, ¡también lo hace con tus brochas! Remueve maquillaje necio y a prueba de agua mientras que acondiciona y suaviza las cerdas de las brochas. Para hacerlo, sólo aplica el aceite limpiador en las brochas y talla para que penetren en cada cerda. Cuando lo hayas hecho, ponlas bajo el chorro de agua y asegúrate de que emulsifique para remover el maquillaje. 


Si llevas un rato sin limpiarlas, te sorprenderás de la cantidad de maquillaje que estaba atorado ahí…


Para rematar, termina limpiándolas con un jabón base agua para remover los últimos trazos de polvo y mugre  - algo así como una doble limpieza para tus brochitas. Recuerda que limpiar las brochas de maquillaje regularmente ayudará a que mantengas lejos (¡muy lejos!) al acné. 


2. Para quitar puntos negros

Si eres de las que ama las herramientas de extracción para puntos negros, un aceite limpiador puede ser la salvación para no irritar tu piel. Después de bañarte o de “abrir” tus poros con una toalla con agua caliente, agarra un poco de tu aceite favorito (el mío es Heimish All Clean Balm) y aplícalo sobre tu nariz. El aceite va a funcionar como una barrera resbalosa que ayudará a una herramienta de extracción a remover comedones sin irritar ni inflamar tu piel (o al menos no tanto). 


3. Remover residuos de desodorante

Esto es algo que a todas nos pasa pero nadie habla al respecto. Estás en la regadera, y todo va bien hasta que llegas a tus axilas. La piel se siente seca y como “dura”, y cantidades industriales de jabón no pueden remover el residuo que dejó tu desodorante. Hasta que aplicas un poco de aceite limpiador. Removerá el necio residuo que se niega a irse, además de que ayudará a nutrir e iluminar esa complicada zona. 


4. Para rasurarte

Usar tu gel limpiador como crema para afeitar simplemente no funciona como esperabas. Además de que no es producto ideal para hacerlo, seguramente te deja con los poros lastimados o pelitos enterrados. Pero en lugar de gastar en una crema para rasurar, ¡puedes usar tu aceite limpiador!  Aplica un poco de aceite sobre piel seca y rasura todo lo que quieras. Después, enjuaga la zona para que emulsifique y ya terminaste. Piernas lisas, suaves y humectadas después de usar el rastrillo. 


5. Hacer un scrub DIY

¿Quién no ama los DIY? El estilo Do-It-Yourself (Hazlo Tú Mismo) domina nuestro mundo desde antes de los tiempos de Pinterest. Si quieres, puedes utilizar tu aceite limpiador como una base súper nutritiva para hacer un exfoliante casero. Puedes usar azúcar o café, o bien, usar un exfoliante 100% natural y hecho especialmente para pieles sensibles como My Soft Grain Scrub de SIORIS para crear un exfoliante nutritivo, suave y efectivo. 



Maquillaje, desodorante, exfoliantes caseros, puntos negros y hasta para un rasurado nutritivo. Estas son 5 maneras inesperadas para usar tu aceite limpiador. 

¡ESPERA, ESPERA! NO ME CIERRES TODAVÍA

Tenemos muchas sorpresas para ti: contenido exclusivo, nuevos productos, promociones y mucho más!

SEARCH THIS STORE