Mi Carrito

Cerrar

¿Cuántos riesgos de envejecimiento cumples?

Posted on

Asolearte, fumar y estresarte te envejece más rápido


¿Te asoleas? ¿Fumas? ¿Tienes insomnio? ¿Sufres de estrés?

Si respondiste sí, estás exponiendo tu piel a riesgos de envejecimiento. 


Te vamos a contar un secreto: 

El 25% del envejecimiento es genético.

El otro 75% recae en tu estilo de vida.


Básicamente, existen dos tipos de envejecimiento. El envejecimiento intrínseco se refiere al paso del tiempo y a la genética. Conforme pasa el tiempo, tu piel recaba líneas de expresión y pierde firmeza. El envejecimiento extrínseco se refiere a tu estilo de vida, tus hábitos y tus costumbres.


Aún si tienes una rutina de skincare donde consientes tu carita y la mantengas hidratada, hay otros factores de riesgo que pueden propiciar el envejecimiento prematuro y afectar los resultados en tu piel. 


El problema es que aunque te cuides mucho la piel hay otros factores que afectan qué tan joven te ves o qué tan rápidamente envejeces. Es decir, qué tan bien duermes, si fumas o no, si vives en una ciudad contaminada, si te estresas fácilmente, si llevas una dieta sana… En fin, todo esto recae en qué tan joven te ves. 


Estos son los principales riesgos del envejecimiento:

  1. Radiación solar
  2. Tabaquismo
  3. Consumo de alcohol
  4. Dieta no saludable
  5. Estrés
  6. Uso de cosméticos
  7. Insomnio
  8. Estado mental
  9. Consumo de medicamentos
  10. Contaminación

Te explicamos cada uno más a fondo:


Radiación solar

Los rayos ultravioleta pueden causar piel opaca, y arrugas y pigmentación prematuras, además de que la exposición prolongada aumenta las probabilidades de desarrollar cáncer de piel. El fotoenvejecimiento es real y  asolearte sin protección es una de las razones por las que la piel se arruga, se mancha y se envejece más rápidamente. 


Tabaquismo

TODO sobre fumar envejece. El tabaquismo puede acelerar el proceso natural de envejecimiento de tu piel, contribuyendo a la formación de líneas de expresión y arrugas. La cantidad y el tiempo importan: mientras más fumes y durante más tiempo lo hagas, peor. 


La nicotina en los cigarrillos hace que los vasos sanguíneos en las capas exteriores de tu piel se hagan más delgadas, disminuyendo el flujo de sangre a tu piel y causando que tu piel no reciba tanto oxígeno ni nutrientes. Y muchos de los químicos que contienen los cigarros dañan el colágeno y la elastina de tu piel, lo que causa que la piel pierda firmeza y se vuelva colgada y flácida… y la piel colgada y flácida significa una cosa: arrugas. 


También considera que fumar causará arrugas marcadas alrededor de tu boca por la forma que tiene que tomar en cada inhalación. 


Consumo de alcohol 

Aunque un par de cervezas el fin de semana suenan como una buena idea, el problema está cuando se te pasa la mano. El consumo de alcohol en exceso deshidrata la piel al punto en el que las arrugas y líneas de expresión pueden formarse o empeorarse. También, el alcohol hace que los vasos sanguíneos de la cara se dilaten (causando las mejillas rojas que veíamos en las famosas caricaturas cuando un personaje estaba borracho). Pero a largo plazo, pueden dilatarse tanto que llegan a romperse, creando venas rojas y púrpuras visibles en la cara y los cachetes.


Dieta no saludable

Eres lo que comes. Y todo lo que comes se refleja en tu piel. Alimentarte sanamente es uno de los factores más importantes para tener una piel radiante y luminosa. Si tu dieta está compuesta de la combinación correcta de proteínas, verduras, frutas y tomar mucha agua, esto se verá en cada centímetro de tu piel. 

Y si te interesa, armamos una lista de 5 superalimentos que te ayudarán a lucir una piel radiante.


Deshidratación

Así como eres lo que comes, también eres el agua que consumes. No tomar la suficiente agua tiene como resultado una piel deshidratada y opaca, más propensa a arrugarse y colgarse. Por eso es importante consumir al menos 2 litros de agua al día para mantener tu piel hidratada y luminosa desde adentro hacia afuera. 


Estrés

El estrés crónico hace más que sólo causarte una irrevocable ansiedad. Existe un vínculo directo entre el estrés y el envejecimiento acelerado. Tu ADN contiene telómeros, ubicados en la cadena del ácido desoxirribonucleico (o ADN). Los telómeros son partículas esenciales para la replicación del ADN y el crecimiento de las células (es decir, mantienen joven la piel al replicar las células). Pero cuando te estresas, los telómeros se dañan, inhibiendo el crecimiento de células y causando envejecimiento prematuro. 


Uso de cosméticos

No es tanto que te maquilles diario, sino con qué te maquillas. Usar productos oclusivos o de baja calidad puede contribuir a tapar tus poros y resecar tu piel. Es decir, piel rugosa y arrugada. Otro factor importante del uso del maquillaje diario es el removerlo. Si no te quitas todo el maquillaje adecuadamente, dañas tu piel y fomentas el envejecimiento prematuro. También, usar fórmulas matificantes que resequen tu piel tampoco es buena idea. Como ya explicamos, una piel deshidratada se cuelga y se arruga más fácil y profundamente. 


Y ten en cuenta otra cosa: muchas veces NO retocamos nuestro protector solar porque traemos puesto el maquillaje. Es decir, dejas de proteger tu piel y permites que la radiación solar haga de las suyas. 


Aquí te enseñamos cómo retocar tu protector solar sin arruinar tu maquillaje


Insomnio

Esta es muy fácil. Las células de tu piel se regeneran al dormir (por eso se llama beauty sleep). Si no duermes bien, tus células no pueden regenerarse tan fácilmente, lo cual causa inevitablemente que tengas un envejecimiento prematuro y que tus células sean menos capaces de recuperarse de daños como la exposición solar o la renovación de células nuevas. El insomnio no sólo te deja cansada al día siguiente - también hace que tengas piel con menos elasticidad, con manchas y despigmentación y finas líneas y arrugas.


Estado mental

A pesar de que reírte a carcajadas puede causar arrugas alrededor de tu boca, no se comparan con las que puede causar un desorden depresivo. El ADN de tu piel se ve afectado por estados mentales como depresión y traumas psicológicos, causando problemas similares al estrés crónico y deteriorando la regeneración de células. 


Consumo de medicamentos

Hay ciertos medicamentos que pueden disminuir el colágeno y la elastina de tu piel, haciendo que se vuelva más delgada y propensa a colgarse y arrugarse. También hay ciertos medicamentos que pueden causar fotosensibilidad, haciendo que tu piel sea más sensible a los daños causados por los rayos solares. La solución es consultar a tu médico sobre los posibles efectos secundarios en tu piel y toma las precauciones necesarias. 


Contaminación

Por último, la contaminación. En las grandes ciudades, en el campo y hasta en tu hogar se encuentran partículas de contaminación en el aire, las cuales son tan pequeñas que logran penetrar en tu piel. Esto puede causar manchas, líneas de expresión y arrugas. Por eso es importante utilizar productos que limpien y purifiquen tu piel profundamente. 



El secreto de la juventud está en tu estilo de vida. 

Si eres adicta a las cremas como yo y vives cuidando tu rostro a cada segundo, estás del lado ganador. Sólo es cosa de que tengas más consciencia de qué puede dañar tu piel y qué pasos debes tomar para evitarlo. Así te mantendrás lo más joven posible por más tiempo, luciendo un cutis envidiable toda tu vida. 

¡ESPERA, ESPERA! NO ME CIERRES TODAVÍA

Tenemos muchas sorpresas para ti: contenido exclusivo, nuevos productos, promociones y mucho más!

SEARCH THIS STORE