Mi Carrito

Cerrar

¿Deberías usar aceite de coco en la piel?

Posted on

¿Hidrata tu piel o tapa tus poros?


El aceite de coco ofrece todo tipo de beneficios para la piel. Pero puede no ser el ingrediente perfecto que pensabas que era.


Hace algunos años, el aceite de coco era EL ingrediente de skincare y belleza. Podías usarlo para todo, desde el cabello y la piel hasta dentro de tu alimentación. Pero desde entonces,  el aceite de coco ha recibido todo tipo de críticas e incluso hasta advertencias para detener su uso completamente.


Entonces, ¿cuál es la respuesta? ¿Deberías aplicar aceite de coco en tu piel o mejor saltarte ese paso? ¿Es bueno o dañino para tu piel?


Como el aceite de coco continúa siendo un ingrediente en muchos remedios caseros y dentro de tus productos  favoritos, tenemos los pros y los contras de usar este ingrediente en tu piel. Esto es lo que necesitas saber antes de tomar la decisión de incluirlo en tu rutina de belleza.



Los pros

El aceite de coco es rico en ácidos grasos, con el ácido láurico como el más dominante. Su  perfil completo puede beneficiar a pieles que sufren de irritación, sensibilidad y brotes de acné.


Esto se debe a que el ácido láurico tiene propiedades antibacteriales, antivirales y anti-hongos, además de que el alto contenido de lípidos puede ayudar a acelerar el proceso de sanación de la piel. También, el aceite de coco tiene propiedades antioxidantes, por lo que puede ayudar a prevenir el daño de los rayos UV y la contaminación.


Y como puede deshacer fórmulas a prueba de agua, el aceite de coco también funciona como un poderoso desmaquillante.


Al ser un ingrediente emoliente rico en triglicéridos (ácidos grasos), las pieles secas y que no sean propensas a puntos negros o poros congestionados son las que más se benefician al usar aceite de coco.


Los contras

El aceite de coco se considera un ingrediente comedogénico, lo cual significa que puede causar un comedón (es decir, un poro tapado). La pesada textura del aceite de coco puede congestionar tus poros, causando comedones, puntos negros, espinillas y brotes de acné.


Sin embargo, esto no significa que las pieles grasas o mixtas deban alejarse por completo del ingrediente. Como mencionamos antes, el ácido láurico puede ser un excelente defensor contra el acné.


Sin embargo, aplicar aceite de coco 100% puro y crudo en tu rostro puede ser riesgoso por los ácidos grasos comedogénicos. Es por esto que si tu piel es propensa a impurezas, puntos negros y acné, es mejor usar este ingrediente dentro de productos que realmente beneficien tu piel. Por ejemplo, un aceite limpiador que contenga aceite de coco, como All Clean Balm de Heimish, también contiene emulsificadores que se aseguran de que no estés dejando tu piel con una capa de grasa.


También, considera que usar un producto pensado para cocinar y no para tu piel puede no darte los mejores resultados. Para empezar, pueden tener preservativos o aditivos que no le hacen bien a tu cutis, además de que no contienen emulsificadores. Un emulsificador es el que se asegura que el producto se pueda enjuagar y remover por completo de tu rostro. Esto significa que no dejarás una delgada película de grasa en tu piel, la cual puede tapar tus poros y provocar impurezas. Además de que, lógicamente, tu piel se sentirá grasosa a lo largo del día.


También, el hecho de que un producto sea comedogénico no significa que forzosamente tapará tus poros, sólo que es más probable que lo haga por sus lípidos y propiedades. Lo que sí puede llegar a pasar es que al ser un ingrediente oclusivo (como casi todos los aceites), "tapes" tu piel y no permitas que absorba ninguno de tus otros pasos. O sea, si lo utilizas para desmaquillarte pero no lo remueves de manera correcta, no estás dejando que el resto de tus productos penetren tu piel. 


Al final, depende mucho de tu tipo de piel, sus reacciones y comportamiento.


Cómo usarlo de manera segura

La primer manera segura para utilizarlo es con productos hechos para cuidar tu piel que contengan extracto de aceite de coco. Este ingrediente te brindará todas sus propiedades antioxidantes, emolientes y anti-acné sin recargar tu rostro.


Pero si te gusta todo lo DIY (Do It Yourself) y planeas usar aceite de coco, asegúrate de que el aceite de coco sea orgánico, virgen y sin refinar (los aceites refinados pueden provocar brotes de acné porque el proceso puede reducir los niveles naturales de ácido láurico). Si lo usarás para desmaquillarte o para lavar tu rostro, no uses una cantidad mayor a un chícharo - tu piel no debería verse ni sentirse grasosa. Y asegúrate de conseguir algún emulsificador para remover completamente la capa de grasa de tu piel.


Y si todavía tienes un tarro de aceite de coco que ya no planeas usar en tu rostro, ¡no te preocupes! Puedes usarlo en tu cuerpo - es un emoliente perfecto para codos ásperos o hasta para nutrir tu cabello con una mascarilla casera. La regla aquí es: puedes  usarlo en cualquier lugar donde no genere brotes de acné.


Al final, el aceite de coco puede ser lo mejor que te ha pasado. O puede ser algo que aunque quieras, no te funcione en su presentación natural. Lo  genial aquí es que hay maneras de adaptar ya sea el aceite de coco natural o sus extractos en tu rutina.



Productos con aceite de coco


All Clean Balm de Heimish

Este bálsamo limpiador remueve hasta el maquillaje más pesado mientras que hidrata tu piel. Contiene manteca de karité, leche de burro y aceite de coco, ingredientes naturales e hipoalergénicos que limpian tu piel sin resecarla.

 

Day by Day Cleansing Gel de SIORIS

Este limpiador en gel está hecho con surfactantes naturales provenientes de plantas. Ayuda a limpiar profundamente tu piel mientras que  mantiene el equilibrio entre el agua y aceite de tu rostro. Está hecho con extracto de corteza de sauce negro, extracto de cáscara de cítricos de Jeju, extracto de houttuynia cordata y extracto de aceite de coco.

 


Hydration Crème Water Tube y Hydration Gel Water Tube de Abib

Estas cremas dejarán tu piel como de terciopelo. Ambas contienen extracto de aceite de coco para hidratar tu piel. La Hydration Crèmer Water Tube contiene ácido hialurónico, manteca de karité, niacinamida, extracto de moringa y extracto de setas. Proporciona una humectación profunda  y duradera, perfecta para pieles secas o sensibles. Por su lado, la Hydration Gel Water Tube es una crema en gel más ligera y de rapidísima absorción. Contiene ácido hialurónico, manteca de karité, extracto de flor de cactus y aceite de semilla de hierba de la pradera, y funciona tanto para pieles grasas como pieles secas.



My Soft Grain Scrub de SIORIS

Este innovador exfoliante es 100% natural y está hecho con 86% de harina de avena, 10% de harina de arroz integral, y 2% de hierba del obispo. Contiene extracto de coco, propanediol y polvo de raíz de scutellaria baicalensis. Ayuda a remover suave pero eficientemente las células muertas de tu piel mientras que te brinda una nutrición nunca antes vista en el mundo de los exfoliantes.

 

Roselle Tea Eye Gel Patch Green Tea Eye Gel Patch de Jayjun

Los primeros son unos parches revitalizantes que ayudan a desvanecer ojeras e hidratar la piel alrededor de tus ojos gracias a que están hechos con extracto de hibisco, extracto de algas irlandesas rojas, betaína, ácido hialurónico, extracto de lirio, magnolia y saúco y extracto de aceite de coco.

Por su lado, los parches verdes contienen polvo de hojas de té verde, ácido hialurónico, extracto de raíz de regaliz, extracto de corteza de albahaca, extracto de semilla de sésamo y extracto de aceite de coco.





¡ESPERA, ESPERA! NO ME CIERRES TODAVÍA

Tenemos muchas sorpresas para ti: contenido exclusivo, nuevos productos, promociones y mucho más!

SEARCH THIS STORE