Mi Carrito

Cerrar

Por qué necesitas crema AÚN si tienes PIEL GRASA

Posted on

Sí, la necesitas. Piel grasa o no. 


Las pieles grasas son unas de las más complicadas de cuidar. Encontrar el balance entre el aceite y el agua en tu rostro parece una tarea imposible, además de tener que lidiar con otros problemas como brotes de acné, puntos negros, espinillas, imperfecciones y deshidratación.


¿No conoces tu tipo de piel? Aquí te dejamos una guía súper rápida para que lo descubras. 


Sí, leíste bien. DESHIDRATACIÓN. 


Lo creas o no, las pieles grasas pueden estar deshidratadas

Quizás sientes que tu piel es demasiado grasa y ya no sabes qué hacer. Y probablemente, tu primera reacción sea dejar de ponerle cremas o de hidratar tu piel. Después de todo, ¿para qué ponerle cremas o aceites a tu piel si ya está aceitosa?

Esto es un error.  AL NO UTILIZAR UN HIDRATANTE, DAÑAS TU PIEL.

Al no usar un hidratante, harás que tu cara produzca todavía MÁS aceite que antes

 

Te explicamos:

La piel de tu rostro tiene cierto balance de producción de aceite y agua. Las pieles grasas suelen tener una sobreproducción de aceite, generando poros más grandes y más propensos a congestionarse y generar imperfecciones. 

Pero si le quitas el aceite, problema resuelto, ¿no? 

NO.

Si remueves los aceites esenciales de tu piel esperando que “deje de ser grasa”, lo único que vas a hacer es deshidratar tu piel. Al deshidratarse, tu rostro compensará esta deshidratación de la única manera que puede: produciendo todavía más aceite, dejando tu rostro más grasoso que antes. Esto a su vez hará que tus poros se congestionen y se tapen, ocasionando puntos negros, imperfecciones y más brotes de acné.

 

Entras en un círculo vicioso:

Acné e imperfecciones
↓ 
Remueves aceites esenciales para “limpiar” la piel
↓ 
Deshidratas tu piel
↓ 
Tu piel produce más aceite para “rehidratarse”
↓ 
Se tapan tus poros
↓ 
Te sale más acné e imperfecciones 
↓ 
Remueves aceites esenciales...

 

¿Ahora lo ves? Deshidratar tu piel grasa hará que produzcas más aceite y tus penas sean peores. Es por esto que TODAS las pieles, incluso las PIELES GRASAS, necesitan usar cremas hidratantes. 

Las pieles grasas necesitan fórmulas ligeras y usar pocas capas de productos en la piel, para evitar que la sientas “pesada” y que se congestionen tus poros.

 

Te puede interesar: Cómo aprendí a cuidar mi piel grasa y lidiar con mi acné.

La clave para elegir productos especiales para pieles grasas es buscar fórmulas ligeras y usar pocas capas de productos en la piel, para evitar que la sientas “pesada”. También, ingredientes como la mucina de baba de caracol, ácido glicólico, centella asiática, vitamina C, AHA/BHA y té verde son los mejores amigos de las pieles grasas.

Si tienes piel grasa y quieres hidratar tu piel de la manera correcta, entonces te recomendamos probar Snail Advanced 92 All In One Cream, un gel multifuncional con un 92% de filtrado de baba de caracol, alantoína, ácido glicólico y colágeno y elastina. Es el producto perfecto para pieles grasas, ya que hidrata profundamente la piel mientras ayuda a prevenir brotes de acné y a desvanecer cicatrices, además de que su textura de gel es ligera y deliciosa de aplicar. 

Si prefieres las cremas a los geles, Supertasker Cream de Limese es una buena opción. Esta aterciopelada crema tiene una textura ligera y de rápida absorción, además de que está hecha con niacinamida, adenosina, beta glucano y Vitagen, un derivado de la vitamina C. La combinación de estos ingredientes ayudará a iluminar e hidratar tu piel de manera profunda sin dejar una sensación grasosa en tu rostro. 

O si eres amante de los geles al 100%, entonces Hydrium Green Tea Aqua Soothing Gel Cream de COSRX es para ti. Este gel hidratante refresca e hidrata tu piel sin dejarla pesada, se absorbe enseguida y ayuda a calmar y desinflamar pieles irritadas o con brotes de acné. Contiene té verde, alantoína, hoja de aloe y pantenol, ingredientes que hidratan y calman tu piel de inmediato. 

Ahora ya lo sabes. 

Tu piel, grasa o no, necesita hidratación, amor y cuidado. Cuando hidratas tu piel, ayudas a regular la producción de sebo y mejoras la apariencia de todo tu rostro (¡además de que ayudas a prevenir arrugas y líneas de expresión prematuras!). Esto significa que ayudarás a tu rostro a producir menos sebo porque ya está hidratado y no necesita producir más aceite, mientras que iluminarás y mejorarás la apariencia de toda tu piel. 

Piel bien hidratada = piel menos grasa y más luminosa. 

¡ESPERA, ESPERA! NO ME CIERRES TODAVÍA

Tenemos muchas sorpresas para ti: contenido exclusivo, nuevos productos, promociones y mucho más!

SEARCH THIS STORE