Mi Carrito

Cerrar

Por qué NO debes de tocarte la cara

Posted on

¿Tienes acné inexplicable?

Probablemente te estés tocando demasiado la cara.

 

En algún punto de la vida, todos hemos sido culpables de tocarnos la cara a lo largo del día. Tal vez recargas tu rostro sobre tu mano en la oficina o no aguantas y te exprimes aquel molesto granito.

Y aunque tocarte la cara parece algo natural, es un gran error en el skincare.

 

Por qué NO debes de tocarte la cara

Tocar tu rostro a lo largo de día puede transferir tierra, sebo, mugre y bacterias de tu mano a tu rostro.

Esto puede congestionar tus poros y ocasionar brotes de acné. 

 

Además, si lo que hacías mientras te tocabas la cara era exprimir un granito, puedes empeorar todo.

Puedes provocar cicatrices de acné permanentes en tu rostro, generar acné más severo y doloroso y hasta causar infecciones por las bacterias que se mueven de tus manos a tu cara. Literalmente, todo mal. 

 

Y si tu piel es grasa, esto es aún peor. Tocarte la cara significa que tu piel - ya propensa a acné e imperfecciones - lo será aún más por la mugre y bacterias que el transfieres al tocarla. 

 

Pero, ¿qué pasa entonces cuando debes reaplicar tu protector solar o retocar tu maquillaje?

Es muy fácil. Sólo necesitas lavarte primero las manos - antes de tocarte la cara. 

 

 

Tips para dejar de tocarte la cara:

 

1. Sustituye el comportamiento

Darte cuenta del hábito es el primer  paso. Una vez que lo tienes monitoreado, puedes hacer un esfuerzo consciente por detenerte. Si notas que estás a punto de tocar tu cara, simplemente haz cualquier otra cosa, como tronar los dedos o poner tus manos en tus piernas. Con el tiempo, sustituyes el hábito y se acaba el problema.

 

2. Mantén tus manos ocupadas

Mantener tus manos constantemente ocupadas esa una de las maneras más sencillas para asegurarte de que no estén libres para merodear por tus mejillas. Ya sea que escribas sin parar, o juegues videojuegos, o practiques tus habilidades de dibujo, todas las actividades en las que tus manos están activamente ocupadas ayudarán a disminuir el riesgo de tocarte la cara. 

 

3. Mantén recordatorios a la vista

Un recordatorio visual puede ser justo lo que necesitas, sobre todo al principio. Poner una alarma regular en tu celular o un post-it en tu oficina pueden ser la diferencia entre la vida y la muerte. 

 

4. Usa guantes

Aunque parezca anticuado, usar guantes es algo que te ayudará a tomar consciencia de las acciones que realizas con tus manos. También evitará que transfieras sebo de tu mano a tu cara - aunque no mugre y polvo. 

 

5. Pide ayuda

Pídele a tu mejor amiga o a tu compañera de trabajo de más confianza que te ayuden a monitorear el hábito. Es un par extra de ojos vigilantes que están al tanto del mal hábito y que harán todo lo posible por ayudarte a romperlo. 

 

Con estos cinco hábitos evitarás tocar tu cara a lo largo del día y dejarás atrás aquellos brotes de acné inexplicable. La carita se toca sólo con manos limpias. 

 

0 comentario

Deja un comentario

¡ESPERA, ESPERA! NO ME CIERRES TODAVÍA

Tenemos muchas sorpresas para ti: contenido exclusivo, nuevos productos, promociones y mucho más!

SEARCH THIS STORE