Mi Carrito

Cerrar

¿Qué pasa si hidratas tu cara de más?

Posted on

¿Puedes sobre hidratar tu piel?


Desde que somos pequeñas nos dicen una cosa: hagas lo que hagas, hidrata tu rostro. Aplicar crema hidratante de día, de noche, en la mañana, antes de dormir. Hagas lo que hagas, no olvides hidratar tu rostro. 


Y aunque esto es una lección sumamente importante - ya que en una cara bien hidratada las arrugas tardan más en aparecer - existe el riesgo de que hidrates tu cara de más. 


Puedes exfoliarte de más.

Puedes lavarte la cara de más.

Y puedes sobre-hidratar tu piel.


Lamentablemente, no son buenas noticias. La hidratación extra y la falta de evaporación puede saturar tu piel, haciendo que ya no absorba más producto.

Esto deja una capa de producto encima de tu piel, la cual puede congestionar tus poros.


También, la piel puede suavizarse y se descomponerse por el exceso de humectación en un proceso llamado maceración. Es como pasar mucho tiempo en la alberca: tus dedos y pies se arrugan al no poder absorber más agua. La piel se vuelve más suavecita, sensible, arruga y propensa a daños. 


¿Qué daños puede causar en la piel?

Añadir capas y capas de humectante a tu rostro puede ser contraproducente:


  • Acumulación de residuos en el rostro
  • Congestión de poros 
  • Brotes de acné e imperfecciones
  • Cambios en el pH de tu piel
  • Puede dañar la barrera de protección de tu piel
  • Textura rugosa 
  • Exceso de sebo
  • Resequedad
  • La piel deja de producir nutrientes por sí sola


Otro contra de usar demasiado producto es que van a durarte menos tiempo. Úsalos en tiempo y forma, sé paciente y tendrás la piel que siempre soñaste. 

Las señales comunes de la sobre hidratación son poros tapados, puntos negros, piel rugosa y exceso de sebo. 


Un factor importante es que usar demasiado hidratante vuelve “floja” a tu piel, por lo que produce menos humectación por sí sola. Así, tu piel ser verá seca porque ya no está produciendo los nutrientes necesarios, haciendo que vuelvas a hidratar de más… entrando en un círculo vicioso donde la única que sale perdiendo es tu cara.



¿Cómo saber si estoy hidratando de más?

Después de aplicar tu hidratante, tu piel debería sentirse elástica, rellenita y suave. Si el hidratante no se está absorbiendo, la crema dejará un residuo grasoso en tu piel, mientras que la textura de tu piel se volverá rugosa y con pequeñas bolitas en la superficie. Esto se debe a que la crema y el residuo que deja se está adhiriendo a la capa de células muertas de tu piel, generando esta apariencia granulosa. 


Para dejar de hidratar de más, simplemente deja de usar tanto producto en tu piel. Utilizar menores cantidades más frecuentemente es mejor que atascar tu piel de un sentón, ya que si aplicas poco producto le das tiempo para absorber todo. Unas gotitas son más que suficiente para cubrir todo tu rostro y darle la hidratación que necesita. 

Nuestros favoritos por sus consistencias ligeras y rápida absorción son Snail Advanced 92 All In One Cream y Supertasker Cream de Limese. El primero es un gel multifuncional hecho con 92% de filtrado de baba de caracol, alantoína, colágeno y elastina que se absorbe enseguida y deja tu piel hidratada y protegida. El segundo es una crema que ayuda a balancear el aceite y el agua en la piel, hidratando profundamente con niacinamida, adenosina, beta glucano y Vitagen. 


Si sientes que te hace falta, reaplica tu hidratante después de un tiempo o date un gusto con un mist para refrescar tu rostro.


También recuerda que el protector solar puede funcionar para mantener tu piel hidratada y protegida a lo largo del día si lo aplicas cada cuatro horas en cantidades moderadas. 


No sabotees tu skincare. Recuerda que de lo bueno, poco. Y de la crema, también. 

0 comentario

Deja un comentario

¡ESPERA, ESPERA! NO ME CIERRES TODAVÍA

Tenemos muchas sorpresas para ti: contenido exclusivo, nuevos productos, promociones y mucho más!

SEARCH THIS STORE