Mi Carrito

Cerrar

¡Rutina completa para PIEL MIXTA!

Posted on

Una rutina de 10 pasos para una piel radiante



Las pieles grasas luchan contra el sebo y el brillo. Las pieles secas luchan contra la resequedad y la piel estirada. Las pieles mixtas tienen que luchar contra ambos.


Si sientes que partes de tu cara son grasosas, tienen poros muy grandes y suelen tener puntos negros o brotes de acné, mientras que otras partes están resecas y no logras hidratarlas con nada, entonces tu piel es mixta.


La combinación más normal de piel mixta suele ser una zona-T grasosa con mejillas y mentón resecos. Pero puede ser al revés o de cualquier otra manera. El punto es que si unas partes de tu rostro son grasas mientras que otras partes son secas.

 

Por poner un ejemplo: tal vez usas una base matte en tu frente brillosa, pero una BB cream ultra hidratante en tus cachetes resecos. La respuesta: piel mixta.

¿No conoces tu tipo de piel? ¡Aquí te ayudamos a descubrirlo!

 

El reto para elegir productos y armar una rutina para piel mixta puede ser complicado por cómo se comporta tu piel en ciertas zonas. Para poder escoger correctamente, necesitas saber hacia dónde se inclina más tu piel. O sea, si es mixta-grasa (con más zonas grasas que secas) o mixta-seca (con más zonas secas que grasas).


La clave está en descubrir hacia qué lado se orilla más tu piel para entender si necesitas más productos que controlen la producción de sebo o si más bien tu piel necesita que aumentes el número de productos hidratantes para tratar las áreas secas.


 

¿Cómo tratar la piel mixta?

Tanto para pieles grasas como para pieles secas, lo mejor es tratar todo en capas de productos muy ligeros, para que no sientas la piel “pesada” y para que logres hidratar profundamente a lo largo de varias capas livianas. Esto tiene aún más sentido para pieles mixtas, donde ciertas áreas de tu rostro se comportan diferente que otras.


El reto de las pieles mixtas es doble, ya que necesitan encontrar un equilibrio perfecto para hidratar las áreas secas mientras que controlan la producción de grasa de otras. La intención de los productos que utilices será controlar la producción de sebo e hidratar profundamente, asegurándote de mantener el balance entre agua y aceite en tu piel.


Es un desafío que pudiera parecer impresionante porque debes cuidarte de los peligros de la piel seca y de la piel grasa. La piel seca se arruga con más facilidad, además de que es más delgada y su barrera de protección está debilitada, haciendo que sea más propensa a sensibilizarse y lastimarse. Por su lado, la piel grasa es más propensa a brotes de acné, sufre de poros grandes y visibles, puntos negros y espinillas por la hiperproducción de sebo. Las pieles mixtas tienen que lidiar con ambos problemas.

 

La clave está en las capas: delgadas, ligeras e hidratantes.

 

Necesitas capas ligeras de productos que se absorban rápidamente, que limpien tu rostro y ayuden a reducir tus poros mientras que controlan el sebo. Y también necesitas capas ligeras de productos que hidraten profundamente tu cara sin hacerla sentir pesada. Todo esto lo podemos encontrar en el skincare coreano.

 

La rutina:

1. Limpiador facial base aceite

Aunque tu piel tenga partes tanto secas como grasas, necesitas un limpiador facial base aceite. Pensar que si tienes partes grasosas, no debes utilizar un aceite limpiador es uno de los 7 mitos sobre el double cleanse que debes DEJAR DE CREER ahora mismo. Al contrario de lo que muchos piensan, echarle aceite a una piel grasosa es lo mejor que puedes hacer. El agua y el aceite no se mezclan, por lo que necesitas un limpiador aceitoso que elimine todas las impurezas con base de aceite y grasa para poder limpiar tu rostro a profundidad.

Esto es igual de importante para las zonas grasas de tu rostro como para las zonas grasas. Las áreas resecas de tu rostro no están logrando producir el suficiente aceite natural para mantener tu piel hidratada. Por esto, necesitan que las ayudes con vitaminas y nutrientes que fomenten la producción de aceites naturales y ayuden a mejorar la barrera de protección de la piel. Para las zonas grasas, también es importante. Esta parte de tu piel sufre una hiperproducción de sebo, haciendo que más aceites pasen a través de tus poros, haciéndolos más grandes, tapándolos y causando puntos negros y espinillas.

Entonces, para pieles mixtas, recomendamos que el primer paso de tu rutina de belleza sea con el Natural Cleansing Oil de Urang. Es un excelente aceite para la cara porque es rico en nutrientes, además de que es vegano y te va a encantar. Está hecho con aceite de semilla de cártamo, aceite de semilla de jojoba, aceite de semilla de girasol, aceite de semilla de albaricoque, aceite de semilla de uva, aceite de almendras dulces, aceite de oliva y aceite de mandarina. Estos aceites naturales remueven el maquillaje fácilmente (sin que tengas que tallar o lastimar tu piel), y dejan tu rostro sedoso y suave. Lo mejor de todo es que es tan suave y natural que no sentirás tu piel estirada o apretada después de usarlo.


Es perfecto para pieles secas ya que estos aceites contienen vitaminas y nutrientes que ayudan a balancear la producción de sebo, borrando líneas de expresión y dejando la piel sedosa. Y es perfecto para pieles grasas ya que los ricos aceites remueven todo tipo de impurezas y maquillaje, dejando tu piel limpia y aterciopelada. 

 

2. Limpiador facial base agua


Aunque parezca redundante, hay que seguir con la limpieza. Recuerda - el agua y el aceite no se mezclan, por lo que después de remover todas las impurezas aceitosas en el primer paso, es hora de remover todas las impurezas con base agua de tu piel. Un excelente jabón para esto es Creamy Bubble Foam Cleanser de URANG, hecho con extracto de caléndula, que mejora la apariencia de la piel, y extracto de manzanilla, que calma la piel irritada Es un jabón suave que no irritará las partes resecas de tu piel y te dejará la piel lisa y suave gracias a que contiene más espuma que un capuccino. O si prefieres algo con baba de caracol, entonces el Snail Repairing Foam Cleanser de Mizon puede funcionarte. Es un limpiador en espuma que deja la piel libre de toxinas, residuos de maquillaje e impurezas. Contiene extracto filtrado de baba de caracol, que llena la piel de proteínas, ácido glicólico, que ayuda a renovar las células de la piel, y papaya y té verde, que exfolian y purifican la piel. Tiene un efecto regenerador y antibacteriano que limpia los poros a profundidad y evita que te aparezcan puntos negros o espinillas mientras que suaviza la apariencia de tu piel gracias a su efecto exfoliante y renovador.

 

3. Exfoliante


Exfoliar es un paso que todas las pieles necesitan, pero no igual de a menudo. Las pieles secas necesitan un exfoliante para remover las células muertas y eliminar los parches resecos y blancuzcos. Las pieles grasas los necesitan para remover células muertas y limpiar profundamente los poros, evitando así que los poros se tapen y se oxiden, causando puntos negros y espinillas.

Las pieles mixtas los necesitan por ambas razones. Para una exfoliación suave y completa basada en enzimas de manzana verde y papaya, te recomendamos Apple Smoothie Peeling Gel de MIZON, un innovador exfoliante de tipo gommage que deja tu piel suave y sin células muertas. Y para concentrarte más en eliminar puntos negros e impurezas, te recomendamos probar BHA Blackhead Power Liquid de COSRX, un exfoliante líquido hecho con ácido beta hidróxido (BHA) que elimina células muertas y previene que el sebo dentro de los poros se oxide (una de las causas de los puntos negros). Debes aplicarlo entre el toner y la esencia y masajear las zonas problemáticas.

OJO: la exfoliación es un paso que no necesitas realizar todos los días. La piel extra seca no requiere una exfoliación tan frecuente ya que puedes hacer que pierda los aceites naturales del rostro. La piel grasa necesita que exfolies más seguido, para evitar la acumulación de células muertas y sebo y por lo tanto, puntos negros y granitos. Entonces, para la piel mixta asegúrate de exfoliar por lo menos 2 veces por semana, y ve midiendo hasta que encuentres el número de veces que funcione mejor para ti y tu complexión.

 

4. Tónico


Si tu piel tiende a ser más grasa y propensa a brotes de acné, entonces necesitas un tónico que ayude a regular la producción de sebo en tu piel. Acne Toner de Pyunkang Yul es perfecto para combatir el acné, calmar la piel enrojecida e inflamada y fortalecer la barrera de protección de la piel. Contiene extracto de corteza de sauce blanco, que tiene propiedades anti-bacterianas, anti-inflamatorias y anti-hongos, extracto de centella asiática, que calma y alivia la piel irritada, y  niacinamida, que desinflama y renueva. Es un tónico ideal para pieles mixtas y grasas ya que trabaja tanto para calmar la piel como para reducir los brotes de acné y prevenir espinillas y puntos negros.

Si tu piel tiende a ser más bien seca, entonces un tónico como el Essence Toner de PYUNKANG YUL o el Green tea balancing skin de Innisfree pueden ser buenas opciones para ti. El primero es una esencia-tónico con una fórmula que hidrata intensamente. No contiene agua, sino que está hecho con extracto de raíz de leche de vecht, y su textura viscosa se absorbe rápidamente en tu piel y la deja luminosa y humectada. El segundo es un tónico con todos los increíbles beneficios del té verde: controlar la producción de sebo en la piel, proteger del daño solar y los radicales libres, ayudar a prevenir los signos de envejecimiento y combatir el acné.

 

5. Esencia


Sin esencia, no hay belleza. Para pieles mixtas, una esencia puede ayudar a hidratar la piel en las zonas más resecas o a controlar la producción de sebo de las zonas grasas.


Para hidratar profundamente tu piel y aliviar todas las zonas resecas, te recomiendo probar Hyaluronic Hydra Power Essence de COSRX, una esencia extra hidratante con una altísima concentración de ácido hialurónico que nutre profundamente mientras alivia el estrés de la piel. Para tratar las zonas grasas, regenerar y curar las áreas dañadas y hasta eliminar manchas y cicatrices, una esencia de baba de caracol puede ser perfecta. Advanced Snail 96 Mucin Power Essence de COSRX es una esencia hecha con 96% de baba de caracol filtrada y actúa como una bomba de vitaminas para tu cara, dejándola más joven, reduciendo líneas de expresión y arrugas, nutriendo y reparando daños. Lo mejor de todo es que hidrata la piel sin dejar una sensación grasosa o pegajosa, por lo que si tienes piel grasa no lo vas a sufrir.




6. Sueros y ampoules


Los sueros y ampoules son tratamientos especializados para tratar distintos problemas. Las pieles grasas son más propensas a producir sebo y por lo tanto, a tener puntos negros y acné. Laspieles secas son más propensas a las arrugas y líneas de expresión, por lo que estos tratamientos deben ayudar a hidratar la piel y mejorar su barrera de protección. Y como las pieles mixtas necesitan ambos, sólo es cuestión de que elijas qué suero quieres aplicar primero.


Para atacar el acné (y sólo en caso de que no vayas a utilizar AHA/BHA en tu rutina), entonces puedes utilizar el suero My Signature C Source de Tiam. Esta milagrosa botella con vitamina C contiene un tratamiento que suaviza la piel, borra líneas de expresión, elimina manchas y cicatrices, combate el acné, promueve la producción de colágeno y deja tu rostro liso y brillante. Es una gran opción para pieles mixtas ya que combate el acné mientras que elimina manchas y disminuye arrugas y líneas de expresión, revitalizando tu piel por completo.


Y para mejorar la barrera de protección y rejuvenecer la piel te recomendamos probar la Pink Everlasting Ampoule de URANG, hecha con aminoácidos, antioxidantes, vitamina B12, agua de flores eternas y colágeno marino. Tiene una textura tipo jarabe que ayuda a disminuir arrugas y líneas de expresión mientras que hidrata a profundidad.



7. Mascarillas


¡La parte divertida! Las mascarillas son un tratamiento perfecto para toda ocasión. ¿Sientes que necesitas afinar aún más tus poros? ¿Tu acné se está saliendo de control? ¿O quizás pienses que tu piel necesita un toque extra de hidratación? ¿O tu piel está sensible e irritada? Hay una mascarilla para eso.


Para afinar tus poros y controlar la producción de sebo de tu rostro, te recomendamos Pore A-Solution Mask de Avajar. Está hecha con un complejo de hierbas que refrescan y afinan los poros de tu piel, mientras que sus extractos de árbol de té, hamamelis y centella asiática calman y controlan la producción de sebo. Esto lo hace ideal para pieles grasas y mixtas.


Si sientes que tu acné está saliendo de control, entonces una mascarilla especializada puede hacer toda la diferencia. Acne Dressing de Pyunkang Yul es una mascarilla de emergencia dividida en cuatro partes para que puedas aplicarla fácilmente en las áreas más propensas a los brotes de acné: frente, mejillas, y barbilla.


Y si quieres darle un poco de hidratación a tu piel, entonces  Mild Acidic pH Sheet Mask Aqua Fit de ABIB puede ayudarte. Está hecha con extracto de caña de azúcar, extracto de semilla de almendra dulce, extracto de rosa verdadera de Jericó, colágeno hidrolizado y ácido hialurónico, por lo que dejará tu piel hidratada a profundidad en tan sólo unos minutos.  


O si tu piel está irritada y sensible por daños y la combinación entre parches de piel grasa y piel reseca y áspera, entonces puedes probar la Nurse Healing Intense Soothing Gauze Seal Mask de Merbliss. Esta mascarilla de celulosa ayuda a curar y calmar la piel estresada gracias a sus extractos de bambú, pino, ciprés, y colágeno hidrolizado. Todos estos ingredientes trabajan para calmar y revitalizar la piel mientras que la hidratan y protegen.



8. Hidratantes


Las pieles grasas le temen a los hidratantes. ¿Para qué me pongo una crema difícil de absorber que va a hacer que mi piel se vea aún más grasosa?


Las pieles secas también. ¿Qué tal que no me funciona y termina resecándome aún más la piel?


Las pieles mixtas, pues ni se diga.


¡Pero no temas! El skincare coreano se ha especializado en fabricar fórmulas ligeras, hidratantes y sobre todo, que no recarguen tu piel ni la hagan sentir pesada ni grasosa. Si no hidratas tu piel puedes hacerle más daño, ya que generas un desbalance en la producción de aceite de tu rostro. Esto debido a que como tu piel siente que está más seca de lo normal, termina produciendo más aceite para compensarlo. Y para pieles mixtas esto puede ser una pesadilla en las zonas tanto resecas como grasas.


Entonces de nuevo, capas ligeras, hidratantes y sobre todo, que te funcionen.

Si tu piel tiende a ser más grasa que seca, entonces te recomendamos utilizar Acne Cream de Pyunkang Yul, una crema en gel muy ligera y sin aceite que calma la piel irritada, evita que penetren bacterias, controla el exceso de sebo y desinflama la piel. Es perfecta si tu piel tiene más a sufrir por brotes de acné y zonas grasosa ya que no la sentirás pesada y te ayudará a solucionar estos problemas.


Si tu piel tiende a ser más seca que grasosa, entonces necesitas una fórmula ligera que se absorba rápidamente pero que nutra tu piel profundamente. Hydration Gel Water Tube de Abib hace justamente eso. Contiene ácido hialurónico y PCA sódico, que ayudan a mantener el agua dentro de tu piel, aceite de coco y manteca de karité, que hidratan a profundidad, extracto de moringa, que condiciona y revitaliza la piel, extracto de flor de cactus, que protege la piel delicada y aceite de semilla de hierba de la pradera, que suaviza y aterciopela la apariencia de la piel. Yo tengo piel mixta y este producto deja mi piel suave, hidratada, con un brillo natural y sin exceso de grasa. Es de mis cremas favoritas y uno de los productos que no suelto por nada.



9. Contorno de ojos


Sí, realmente la necesitas. La piel de los ojos es la más delgada de todo el cuerpo, y la que más fácilmente se arruga para todos los tipos de piel. Las pieles grasas pueden serlo incluso hasta en los párpados, mientras que las pieles secas pueden tener párpados más resecos que otros tipos de piel. En la piel mixta, depende.

Pero de todos modos, lo más importante aquí es cuidarte. Para evitar arrugas y líneas de expresión prematuras (las cuales sólo hacen que te veas más grande), lo mejor que puedes hacer es aplicar un contorno de ojos en la mañana y en la noche. Para los fans de la baba de caracol, la Snail Repair Eye Cream de Mizon es perfecta. Es ligera, eficaz y ultra hidratante - y apta para todos los tipos de piel. Está hecha con 80% de mucina de caracol, aceite de semilla de hierba de la pradera y niacinamida, los cuales dejan tus párpados con una textura sedosa y sin arrugas. O si tu piel es grasa hasta en los párpados, necesitas es una fórmula hidratante que se absorba más rápidamente. Te recomendamos probar Collagen Eye Cream de Village 11 Factory, un contorno de ojos con 44% de colágeno hidrolizado, propóleo, verbena de limón y ácido hialurónico. Su fórmula parece más bien un gel y se absorbe rápidamente, por lo que no necesitarás esperar mucho para poder seguir con tu rutina.



10. SPF

¡El paso más importante de todos! Sin importar quién seas en la vida y qué tipo de piel tengas, no puedes salir de tu casa sin protector solar. Es un error que manda todo tu skincare a la basura.


Con la piel mixta, el protector solar puede ser un paso que parece imposible. No quieres un bloqueador que deje tu piel con manchas blancas y que no se absorba nunca. Tampoco quieres una fórmula pesada que haga que tu piel se vea grasosa. Y para las partes secas, quizás sientas que necesitas algo más hidratante de lo normal.


Pero no te preocupes - las fórmulas asiáticas están hechas para ser ultra ligeras y fáciles de absorber. No dejan tu piel con manchas blancas ni tampoco con brillos grasosos. Lo mejor de todo es que protegen tu piel de los rayos UV (y por lo tanto, de daños, manchas, arrugas y líneas de expresión prematuras).


Si tu piel tiende a ser más grasa, te recomendamos probar Perfect UV Protection Cream de Innisfree. Este refrescante y duradero protector solar es perfecto para pieles mixtas y grasas, ya que deja tu piel fresca, protegida y sobre todo, ligera. Está hecho con aceite de girasol, extracto de té verde, aceite de semilla de blueweed y extracto de vid globo. Y si tu piel tiende más bien a resecarse, entonces la fórmula ligera de Pink Calming Sunblock de Village 11 Factory puede ser tu salvación. Es un protector solar que calma la piel irritada mientras que brinda un ligero glow rosado. Está hecho con extracto de caléndula, té verde, semilla de chía, centella asiática y houttuynia cordata, y es perfecto para aplicar y reaplicar a lo largo del día.


Recuerda: Tener parches de piel grasa no justifica el saltarte el humectante o el protector solar. Es lo peor que le puedes hacer a tu piel. No humectarla bajo el pretexto de “si le pongo crema se va a ver más grasosa” no es verdad. Si no humectas tu piel y ésta se reseca, lo único que sucederá es que vas a producir todavía más sebo, desbalanceando por completo la cantidad de aceite y agua en tu piel. La piel va a intentar compensar esta resequedad, y la única manera en que podrá hacerlo es creando todavía más grasita. Así que saltarte este paso es un grave error.


Ahí lo tienes. Una rutina de 10 pasos para tratar pieles grasas y dejar tu rostro luminoso, sano y radiante. Piel hermosa y sin brillo grasoso, aquí vamos.

¡ESPERA, ESPERA! NO ME CIERRES TODAVÍA

Tenemos muchas sorpresas para ti: contenido exclusivo, nuevos productos, promociones y mucho más!

SEARCH THIS STORE