Mi Carrito

Cerrar

Ácido láctico: el MEJOR ingrediente para pieles sensibles

Posted on


Un exfoliante gentil que necesitas en tu rutina



Los ácidos son un ingrediente un tanto intimidante. ¿Deberías usarlos? ¿Mejor ni acercarte? ¿Cuáles pueden combinar y cuáles no?


Venimos a sacarte de la duda: todas las pieles pueden usar ácido láctico - particularmente las sensibles

El ácido láctico es un superhéroe que ayuda a remover células muertas y desvanecer la despigmentación - sin irritar tu piel ni lastimar la barrera de protección.


¿Qué es el ácido láctico?

Es el más gentil de los ácidos alfa hidróxidos, también conocidos como AHA, y se encuentra de manera natural en lácteos como el yogurt y la leche (de ahí su nombre). Se utiliza para exfoliar la piel, desvanecer manchas oscuras, mejorar la apariencia de arrugas y líneas de expresión y suavizar la complexión. Básicamente, es un exfoliante libre de fricción que descompone y disuelve la estructura de las células muertas sin sensibilizar la piel. 


¿Por qué es tan popular?

Dos razones principales: 

  • Primera, puede mejorar realmente la piel con su uso regular. 
  • Segunda, es uno de los ácidos más gentiles del skincare, por lo que todas las pieles pueden usarlo. 

Y es tan gentil que se utiliza en tratamientos para tratar condiciones dermatológicas como eczema, psoriasis y rosácea



¿Qué hace?

Cuando se aplica en la piel, el ácido láctico exfolia suavemente la piel, interrumpiendo la unión de las células de la superficie y removiendo el “pegamento” que mantiene unido a las células muertas con las células vivas y quitando la piel opaca y rugosa. Esto promueve la regeneración celular al incrementar el cambio de células en la epidermis, haciendo que tengas células más jóvenes y rellenas en la piel. 


También ayuda a incrementar las ceramidas en la capa protectora de la piel, promueve la retención de agua, trabaja para prevenir la congestión de los poros (y por lo tanto previene imperfecciones como acné y puntos negros) mejora la pigmentación de la tez, promueve la síntesis de colágeno, mejora la textura de la piel al exfoliar suavemente, difumina la apariencia de arrugas y suaviza la piel.


El ácido láctico ayuda a mejorar el factor de humedad natural de la piel - es decir, mejora la barrera de protección de la piel y la ayuda a mantenerse hidratada por más tiempo.


Resumido, el ácido láctico ayuda a rejuvenecer y suavizar la piel, difuminando arrugas y manchas mientras previene imperfecciones. Todo esto sin irritar ni lastimar. Lo que verás como resultado es una complexión más brillante, con piel lisa y suave. 



¿Qué tan seguido puedes usar ácido láctico?

Depende del producto y la concentración. Un producto hecho para uso diario, como un limpiador como Honey Matcha Cleansing Drops de Rooki o un tónico como Face Vinegar de Gallinée, puedes utilizarlo todos los días sin problema alguno. 

Si planeas usar un exfoliante o una mascarilla, como Face Mask & Scrub de Gallinée, el cual contiene una concentración mayor, entonces no necesitas utilizarlo más de una o dos veces por semana. 


¿Qué tipo de pieles pueden utilizarlo?

Sorprendentemente, TODAS. Este ácido es tan gentil que pueden usarlo hasta las pieles más sensibles, maduras o propensas al acné.


En resumen, el ácido láctico:

  • Exfolia suavemente la piel
  • Remueve células muertas
  • Promueve la regeneración celular
  • Incrementa las ceramidas
  • Promueve la retención de agua
  • Previene la congestión de los poros
  • Mejora la pigmentación
  • Promueve la síntesis de colágeno
  • Mejora la textura de la piel
  • Difumina la apariencia de arrugas
  • Suaviza la piel

 

¿Dónde lo encuentras?

Hay muchos productos con ácido láctico que ayudarán a cuidar tu piel y mejorar su apariencia. Te dejamos nuestros favoritos: 


Honey Matcha Cleansing Drops de Rooki 

Este limpiador está hecho con miel, semillas de chía, polvo de matcha, vitamina C activada con el agua y ácido láctico. Ayuda a nutrir profundamente la piel con los súper alimentos mientras que la suaviza y rejuvenece con el ácido láctico. 

 

Foaming Facial Cleanser de Gallinée

Este limpiador suave tiene una textura espumosa y cremosa que limpia la piel y la deja visiblemente más lisa, brillante y fresca. Contiene prebióticos y ácido láctico que ayudan a nutrir las bacterias buenas de la piel y a fortalecer la barrera de protección mientras suavizan la piel y regulan el pH. 

 

 

Face Vinegar de Gallinée 

Este tónico, hecho con actibiome, prebióticos, vinagre de hibisco y ácido láctico, es un increíble tónico con propiedades astringentes, exfoliantes, suavizantes y antioxidantes que afina visiblemente la apariencia de los poros mientras hidrata y suaviza la piel. 

 

Face Mask & Scrub de Gallinée

Esta mascarilla limpiadora y exfoliante ayuda a purificar y matificar la piel, brindándole un shot de luminosidad mientras estimula la microcirculación. Contiene ácido láctico, prebióticos, arcilla blanca, sales minerales y vitamina E

 

Cuidados extra

Al ser un ácido y un exfoliante, el ácido láctico vuelve más vulnerable tu piel a los rayos solares. Ten en cuenta que si planeas utilizarlo, debes aplicar tu protector solar por lo menos cada cuatro horas para proteger y cuidar tu piel. 


También, siempre prueba los productos antes de usarlos en un área pequeña de la piel y comienza a utilizarlos una vez al día en lo que tu piel se acostumbra a los nuevos ingredientes.

 

El ácido láctico ayuda a exfoliar gentilmente, mejorar la apariencia de la tez, suavizar e iluminar la piel, difuminar arrugas y líneas de expresión, desvanecer manchas y prevenir irritaciones y brotes de acné. Es un ingrediente maravilla apto para todas las pieles... incluso las más sensibles. 

0 comentario

Deja un comentario

Todos los comentarios del blog son revisados ​​antes de ser publicados

¡ESPERA, ESPERA! NO ME CIERRES TODAVÍA

Tenemos muchas sorpresas para ti: contenido exclusivo, nuevos productos, promociones y mucho más!

SEARCH THIS STORE