Entrevistamos a: Alex Córdova

Entrevistamos a: Alex Córdova

Él es Alex. Fotógrafo profesional con 12 años de experiencia en fotografía editorial, de moda y comercial. Es el fotógrafo mexicano con con más de 300 portadas publicadas . Es sonorense pero su infancia la vivió en España. Desde niño las artes y el mundo creativo lo cautivaron.

A los 8 años recibió su primera cámara sin saber que años después se dedicaría a fotografiar a modelos y celebridades como Belinda, Danna Paola y Bárbara de Regil, entre muchas otras.

Estudió diseño gráfico pero la fotografía es su pasión más grande. Ha participado en varios programas de televisión como Cámbiame el Look y México’s Next Top Model. Y ha sido columnista invitado en revistas como Cosmopolitan, Instyle y Código.

Ha hecho portadas para todas las revistas mexicanas que te puedas imaginar: Vogue, Bad Hombre, Marie Claire, Elle, Playboy, Men’s y Women’s Health, Esquire, GQ, Cosmopolitan, Moi y la lista sigue…

Alex siempre está trabajando, aún cuando sea 24 de diciembre, es ambicioso, perseverante y siempre logra lo que se propone. 

Cuando no está trabajando está jugando videojuegos: es el fan número uno de Lara Croft. Ama las películas de terror: “El Exorcista” es su favorita uno, al punto de robarse el poster original de la película. Colecciona legos y juguetes en general: tiene un Chucky tamaño real idéntico al de la película.

Los mariscos y los postres salados que tengan chilito son lo suyo. Es fan del té de jengibre y hace un año junto con su novio rescataron a Vicente, un tierno yorkie de un año al que no le gustan las reglas. 

Para Alex un buen look siempre incluye una chamarra de cuero y unas botas Saint Laurent. 

Aquí nos cuenta cómo fue que se convirtió en fotógrafo, la portada que siempre soñó realizar, el producto para cejas que ama, cómo cuida su pelo y sus productos infalibles para las ojeras.

Sobre tu vida profesional

Mi nombre es Alex, soy fotógrafo profesional, tengo trabajando 12 años en el mundo de la fotografía editorial, comercial y de moda. Me crié en España, en un pequeño pueblo que se llama Villanueva de Castellón.

Soy mexicano, nací en Sonora pero la familia por parte de mi papá es de España. Desde niño me llamaron la atención las cosas creativas, yo no era muy bueno en la escuela, realmente odiaba ir a la escuela jajaja siempre la odié. 

Siempre me destacaba en las cosas más creativas como teatro, arte, etc…, de hecho escribía y tenía un tutor muy bueno que me quería mucho. Al ser mexicano en un país extranjero sufrí de mucho racismo.

Tengo recuerdos muy padres de este maestro, siempre me ayudaba a explorar los caminos creativos y me impulsaba a escribir e incluso a dibujar. En el colegio en el que yo estaba crearon un periódico para que yo fuera el editor, era un colegio de monjas, me querían muchísimo, tenía muy buena relación con todos.

El tema del racismo era más con mis compañeritos, y ahora me siguen en redes jajaja, y dicen: “El mexicano sí la hizo”. Porque yo era “el mexicano esto, el mexicano el otro”, en España soy el mexicano y en México soy el español jajajaja.

Todo empezó a desarrollarse desde chiquillo y literal empecé a dibujar con carboncillo, exploré con el óleo, y me metieron a clases de pintura.

Como a eso de los 8-9 años, me regalaron mi primera cámara y fue cuando empecé a hacer fotos, en un campamento de verano, me acuerdo perfecto que agarré la cámara y empecé a experimentar. Cuando regresé del campamento revele mi rollo y me enamoré del proceso.

En ese momento lo vi como algo muy cool, no lo vi como una carrera hasta que tenía 18 años. En un viaje a Las Vegas compré una cámara, fue mi primera cámara digital. 

En Las Vegas hacen muchas exposiciones y shows, y esa semana casualmente había una expo de fotografía, que además estaba en el mismo hotel en donde me estaba quedando. 

Me metí a hurgar, me sobraban unos dólares y ahí me compré la cámara, salí al Strip y empecé a experimentar con la cámara, en eso se me acerca una señora y me dice en inglés: “Tu tienes cara de que podrías tomar muy buenas fotos”.

Ahí fue realmente cuando empezó esta historia. Me regreso a Sonora y empiezo a experimentar con la fotografía, más en un rango social, fotografiando a socialités y niñas bonitas, mucha gente me empezó a contratar. 

Empezó como instinto y ya cuando me tocaba ir a la universidad me fui a estudiar Diseño Gráfico a Nueva York. Mi carrera tenía toquesillos de fotografía, clase básica y etc… No fue un tema de hoy vamos a estudiar la carrera de fotografía.

Todo lo que he aprendido ha sido instintivo, autodidacta y con la experiencia que vas generando con clientes. 

Estudié Diseño porque cuando era niño me encantaba hacer páginas web, me regalaron una MAC, la de colores. Me acuerdo que venía con un programa para hacer páginas web y siempre he sido fan de los videojuegos desde niño.

Amaba Tomb Raider, ¡no hay nadie más fan de Lara Croft que yo! En los 90 yo jugaba Tomb Raider en la MAC y me acuerdo que quería hacer una página, como un foro de fans, y en mi mente guajira también quería hacer videojuegos.

Siempre me encantó el mundo digital compaginado con la fotografía: fotomontajes, diseño, retoques, todo eso, me encanta retocar pieles. Siempre me encantó el diseño gráfico y de hecho todas mis páginas las hago yo. 

Nunca trabajé de eso pero siempre me encantó la teoría de logotipos, de imagen, del diseño, todo eso siempre me ha fascinado, para mí fue muy natural estudiar diseño gráfico. Mi meta era producir una revista, pero ese tema quedó muy inconcluso por falta de impulso.

En Parsons hay cursos extendidos de fotografía sólo de verano no hay carrera como tal. Y para mí lo más coherente fue elegir Diseño Gráfico porque era la que más incluía tema de fotografía y por eso me fui por ahí.

Me gradúo de Nueva York y regreso sin ningún rumbo a México, es cuando dices: ¿Y ahora qué voy a hacer? Yo ya estaba harto de Nueva York, pasé mucho tiempo allá y estaba cansado de estar en un país que no es el mío.

A pesar de que tenía una vida muy padre, tenía a mis amigos y me divertía, era todo muy de fantasía, de cierta forma era como vivir en una burbuja. 

View this post on Instagram

Girls in hats. @crispiccone 💥 #GIHSeries

A post shared by Alex Cordova (@alexcordovaphoto) on

Regreso a Sonora y mi meta era capitalizarme, me afinqué en Ciudad Obregón, la ciudad en donde yo nací.

Continué haciendo fotos sociales lo que me dió buena solvencia económica, tenía muchísimo trabajo. En ese momento llegó a mi vida Glenda Reyna, la mamá de Eiza González. 

Me dijo: “Qué estás haciendo aquí, eres un talento desperdiciado, vente a la Ciudad de México y te voy a meter en Mexico’s Next Top Model, te voy a recomendar con la productora para que grabes el programa con nosotros y te des a conocer para que empieces tu carrera formalmente”.

Yo ya tenía un background, tenía 4 años trabajando como fotógrafo freelance a nivel local con proyectos chiquitos y experimentando. 

Me voy a México y de hecho me quedé con ella, fue como mi madrina por así decirlo. 

A México ni lo estaba considerando, sabía que no quería estar para siempre en Ciudad Obregón pero tenía la idea de irme tal vez a Los Ángeles. Yo ni siquiera conocía el D. F., sólo conocía el aeropuerto, de niño veníamos todos los veranos a México, pero para mí México era el aeropuerto jajaja.

View this post on Instagram

Always in a good mood for burgundy. 🔥

A post shared by Alex Cordova (@alexcordovaphoto) on

No conocía la Condesa, La del Valle, no conocía absolutamente nada de la ciudad. Llego aquí y mi plan principal era quedarme 3 meses (todo el verano), pasaron los 3 meses y literal dije, no hay manera que desaproveche esta oportunidad y ya pasaron 8 años.

La Ciudad de México me agarró y no me soltó, llegué y tuve oportunidades, crecimiento, trabajo. Lo que estoy haciendo en la Ciudad de México en Nueva York me hubiera costado 20 veces más porque es la meca de la ambición.

Si tiene un nombre la ciudad de Nueva York, es eso ambición, entonces evidentemente había 20 fotógrafos en cada esquina con más hambre que yo. 

Y la Ciudad de México me dio muchas ventajas: primero siendo mexicano, segundo me pusieron en una posición muy buena con un contacto muy fuerte, estoy en un programa de televisión con una duración de media hora.

Pasaron los años y mis metas fueron cambiando, y honestamente en la Ciudad de México veo cosas muy buenas, fue un proceso de aprendizaje muy orgánico y sobre todo de muchísimo crecimiento.

Ya después de esos 8 años te puedo decir con toda seguridad, que tengo todo lo que siempre quise como creativo, en mi portafolio tengo 320 portadas impresas, he hecho campañas con casi todas las marcas mexicanas.

El año pasado grabé otro programa de televisión: “Cámbiame el Look”, en donde estuve en un papel mucho más protagonista, no tanto como el fotógrafo que no habla, el programa se transmitió en 6 países además de México, fue una locura.

Todo ha sido muy orgánico y demasiado bueno, he sabido vender mi trabajo y le echado muchísimas ganas, suena muy cliché pero es la verdad, de repente la gente me pregunta: “Oye, ¿cómo le hiciste?”, y yo: “pues me partí la madre jajaja”.

Hasta el día de hoy te puedo decir que es muy satisfactorio, dejé muchas cosas detrás, incluyendo temas hasta de salud mental, porque al final de cuentas te comprometes tanto con tu trabajo, te lo llevas a casa y es como un vórtice.

Me da un poco de nostalgia porque me metí a ser fotógrafo porque tenía un sueño, el sueño de las portadas, y ahorita ya están más muertas jajajaja, ya casi nada es impreso y las pocas que quedan a flote están hundiéndose como el Titanic, y ahora más con esto de la cuarentena.

Varios de mis clientes de portadas en esta cuarentena murieron, 3 o 4 revistas muy importantes que ya ni siquiera imprimen.

Cuando yo llegué a México, Editorial Televisa tenía muchas licencias y ahora ya quedan muy pocas, el tema de las revistas impresas es un barco que se está hundiendo y a mí me da mucha tristeza.

Me va a quedar el throwback cuando haga una fiesta en mi casa con mis amigos y yo enseñándoles mi colección de portadas (porque ya no imprimen) jajaja. Ahorita estoy muy feliz y muy agradecido con todas las oportunidades que se me han presentado.

Soy muy consciente de que llegaron porque soy muy trabajador y muy determinado en mi trabajo, las cosas a las que me he dedicado me las he ganado por sudor propio, no por conexiones ni ser amigo de alguien.

Al contrario, de hecho el estar con Glenda al principio me cerró muchas puertas porque la gente me veía como su sobrino y muchos pensaban que yo quería ser modelo, puras tonterías que ni al caso jajaja.

Yo tuve un año muy malo cuando llegué a México de puros NOs, fue mucha negación, mucho trabajo, pero luego el crecimiento fue muy orgánico. 

Al principio me deprimía muchísimo porque estaba muy chavito, muy inexperto, yo todavía vivía en la fantasía de la vida, lo que yo pensaba que tenía que ser la vida a los 22 años.

La verdad del asunto es que maduré en la Ciudad de México, aprendí a ser un adulto, porque mi vida en Nueva York no representa una experiencia de madurez, vivía en una burbuja.

View this post on Instagram

⚡️ #loading

A post shared by Alex Cordova (@alexcordovaphoto) on

Ya cuando me tocó vivir en la Ciudad de México y chingarle duro dije ¡wow! Los Nos después de convirtieron en: “Morimos por trabajar contigo”. Yo sigo siendo el mismo fotógrafo, la percepción que tienes de mí cambió y ya soy válido.

Ya me ponía en la posición en la cual le enseñaba a la gente para qué era bueno en plan: “Te voy a enseñar de lo que te perdiste hace un año jajajaja”, y luego esos clientes regresaban y regresaban. 

Yo decía:  “¡Qué cabrones!, yo fui y me paré en sus oficinas para ofrecer mi servicios, en donde me cerraron las puertas en la cara, se burlaron de mi trabajo, se burlaron hasta de mí y ahora están ahí correteandome”.

Todo eso empezó a generar una seguridad en mí bastante válida porque era una seguridad fundamentada en mi talento. Si te metes a mi instagram, hasta la fecha vas a ver a toda esa gente que me mandó a la fregada ahí buscándome jajaja. 

Y no es por darme el taco de “Ahora me toca a mi mandarte a la chingada”, es más un tema de dignidad profesional y dignidad propia, conozco a varios fotógrafos que se bajan los calzones por cualquier precio o cualquier cliente y eso daña mucho a la industria.

Siempre he tenido muy en claro en qué lugar estoy parado y eso es lo que ha ayudado a que mi carrera progrese de la manera en que lo ha hecho, y sobre todo en cómo me trata la gente.

Me puse en esa posición de autovalor y es un poco como reeducar a la gente en respetar a los creativos, siempre hay que respetar a los freelance. Mi frase favorita siempre fue: “Si quieres que algo salga bien, hazlo tú”. 

Y hasta la fecha, la gente piensa que tengo un arsenal de personas atrás de mí. Ya lo tuve, tuve un equipo de trabajo muy grande pero ahorita se simplificó a simplemente yo hacer las cosas como me gustan, prefiero trabajar 2 veces más pero que salga como yo quiero a tener a 40 personas trabajando para mí.

¿Cuál es la portada que siempre quisiste hacer?
View this post on Instagram

Just a few of my Playboy Covers 🐰#shotbyalexcordova

A post shared by Alex Cordova (@alexcordovaphoto) on

Va a sonar súper straight guy, va a sonar muy buga jajaja pero desde muy niño siempre amé las revistas para caballeros. En España había una publicación que se llama DT y yo de niño siempre compraba esa revista.

Iba al puesto de periódicos y compraba DT, Esquire, todas esas, y de repente descubrí Playboy. De hecho cuando yo dibujaba, (hace poco mi mamá subió a Facebook uno de mis dibujos) siempre dibujaba mujeres desnudas. 

Siempre me ha encantado el cuerpo femienino, me obsesiona, creo que es algo maravilloso, sino lo más poderoso de este mundo. Siempre me encantó esa estética y desarrollé un gusto personal por él.

A los 18 años se me hacía súper cool hacer la portada de una de las revistas de Playboy, pero la gringa, no la mexicana. De la nada los de la revista Playboy México me buscaron y me dijeron: “Oye, tenemos una portada etc…”.

Yo fui súper honesto con ellos, teníamos muchas diferencias creativas pero al final logramos una portada espectacular. Yo siempre quise resaltar esa estética de los 70 ‘s, el crecimiento y empoderamiento del cuerpo femenino.

Esa portada está enmarcada en mi sala porque para mí es un logro enorme desde el punto de vista creativo. La portada fue la de Stephanie Knight, Playmate del Año.

Esa portada fue algo icónico, yo quería que la mujer que iba a ser fotografiada se sintiera empoderada, no usada, quería que ella la viera y dijera que puede ser una portada de VOGUE, no solamente una portada de una revista para caballeros que al final de cuentas la consumen hasta los gays. 

Cuando la vida era normal (antes del COVID), me iba los fines de semana a la Lagunilla, me iba a los tianguis a buscar portadas de Playboy antiguas y en una de esas me encontré la de Anna Nicole Smith que era Playmate del año, en la cultura Playboy es la portada más importante.

Conseguí la original de Anna Nicole Smith, que era un ícono. El shooting era tipo la chica Guess, me acuerdo que me costó $15 pesos y la tengo enmarcada en mi sala al lado de mi otra portada de playmate, es una comparativa de lo que se puede hacer, a nivel internacional y nacional.

Me acuerdo qué dije: “Lo logré”, ya después de eso solté la batuta por así decirlo, me relajé con el tema y seguí trabajando con ellos. Ahorita ya no, estoy enfocado en otras cosas. 

Esa portada de Playboy la tuve que enmarcar porque verla en toda la ciudad para mí era WOW, lo hice, ¡lo logré! Me tomó 2 años reconciliar diferencias creativas con ellos, y no sólo 2 años, estamos hablando de 8 años previos a eso de esfuerzo y trabajo verlo materializado lo hace real. 

Mucha gente no entendía porqué estaba obsesionado con esa revista, pero es que la obsesión viene desde niño, te estoy diciendo que compraba GQ y revistas para caballero desde niño.

View this post on Instagram

❄️⛷

A post shared by Alex Cordova (@alexcordovaphoto) on

De hecho esa portada de Playboy que hice fue la portada más vendida de los últimos 10 años, la resurtieron 3 veces y eso nunca sucede. Me acuerdo que me llamó el editor y me dijo: “Lo lograste y aparte es la revista más vendida de los últimos 10 años, ni siquiera cuando sacamos a celebridades”.

Tu no la encontrabas en ningún lado, la volvían a poner y se vendía, fue una locura, yo compre como 10.  

Después llegaron las portadas de Marie Claire, publicaciones en Elle Magazine, en Vogue. Mis metas como fotógrafo niño se están cumpliendo y ni siquiera eran metas, eran sueños, era algo muy guajiro.

¿Cuáles son tus nuevos proyectos?

Ahorita estoy súper enfocado en aprender cosas nuevas, la cuarentena me puso a reevaluar mis metas como individuo. Yo decía: ok, le dediqué mis veintes a la fotografía, ahora que estoy en mis treintas, ¿qué sigue?

Yo siempre voy a ser fotógrafo porque es algo que Dios me dió, me lo puso en el camino y lo voy a seguir haciendo así tenga 90 años, pero precisamente ya no vivir de eso. 

Simplemente expandir mi creatividad y mis habilidades como individuo y estoy aprendiendo cosas nuevas, la fotografía es mi pasión, pero no es la única.

Todavía no puedo decir en lo que estoy trabajando pero lo verán muy pronto, espero. Lo que quiero decir con esto es que no me gusta poner todos los huevos en una canasta, siempre he sido muy ambicioso.

Es una palabra que define lo que siempre he sido, y cuando algo se me mete a la cabeza no se me sale hasta que lo hago perfecto, por eso lo que quiero es diversificar mis talentos. 

Estoy muy feliz porque tenía tiempo sin aprender cosas nuevas, de repente cuando te la crees (me pasó en algún tiempo), ya me creía yo la divina garza y ni al caso porque es cuando no creces. 

Le bajé y seguí aprendiendo con mis cosas de foto y fue cuando mejor me empezó a ir, ahorita estoy mucho con ese mood de aprender cosas nuevas relacionadas con el arte, es lo que más me apasiona. 

¿Sigues escribiendo o es algo que se quedó en la infancia?

En estos años he colaborado con revistas como columnista, de hecho Cosmopolitan me publicó varias columnas que hablan de salud mental, autovaloración, relaciones. Era súper interesante porque era desde la perspectiva masculina, mucha gente tal vez no la considera tanto.

Yo decía: vamos a romper la barrera del género y literal hablar para alguien ambiguo, estamos hablando que Cosmopolitan es una revista para público femenino pero yo estoy hablando para todo el mundo. 

View this post on Instagram

Bárbara 🔥 @barbaraderegil #shotbyalexcordova

A post shared by Alex Cordova (@alexcordovaphoto) on

A la revista le funcionó muchísimo, me acuerdo perfecto que me mandaron estadísticas hasta de ventas y me dijeron: “Este número se vendió más por tus posteos”. Luego cambiaron de editora y ya no seguí colaborando con ellos. 

También estuve de columnista para Código, para Instyle, he colaborado con varias revistas.  

¿Cómo has vivido la cuarentena?

Honestamente ya tengo 2 semanas trabajando full, pero previo a eso me estaba volviendo loco. Al principio duré 3 meses sin hacer absolutamente NADA, mi trabajo se activó hace dos semanas gracias a Dios con cosas espectaculares.

Tengo dos semanas sin parar, estoy muy contento. Previo a eso me dedicaba a jugar a los SIMS todo el día, todos los días jajajaja, me aventé con mi novio a ver todas las temporadas de Game of Thrones, espectaculares.

Pero nada relacionado con la creatividad, todo estuvo como muerto me sentía muy desganado, sin motivación alguna. Aparte, yo nunca tomo vacaciones, porque soy freelance y para mí todo el año está lleno de trabajo, yo en diciembre 24 sigo trabajando toda la mañana.

En marzo nos íbamos a ir a Europa de viaje, a Francia, Italia, iba a regresar a mi pueblo, al origen, iba a ser un viaje súper cool. Este viaje se planeó en Enero, antes de que empezara todo este show, no tenía noción de todo lo que iba a pasar. 

View this post on Instagram

There he goes.

A post shared by Alex Cordova (@alexcordovaphoto) on

Tengo un tema con la planeación, soy muy calculador y tenía preparado TODO: trenes, boletos, airbnb. Estaba todo listo para treparme al avión y llegar y comer y engordar jajajajaja. 

Llega estoy y se canceló mi viaje, me quedé muy ciscado y amargado jajajaja, tengo 5 años sin salir de vacaciones porque me la paso trabajando. 

La cuarentena para mí fue lidiar con todo eso, no poder salir ni a la esquina, no poder trabajar porque puedes morir, fue muy fuerte para todos. Ninguna persona estaba preparada para esto, nadie ni psicológicamente, ni anímicamente ni nada.

Mi manera de lidiar con eso fue volcarme a los videojuegos jajaja, porque ni siquiera tenía ningún proyecto personal, no tenía nada y ahí fue cuando replantee y por eso me estoy expandiendo a otros rubros, estoy súper emocionado por eso.

Al final de cuentas digo, qué bueno que llegó la cuarentena porque sino nunca se me hubiera ocurrido replantear qué es lo que quiero en un futuro: ¿Ser feliz, o ser relevante?

Yo elijo ser feliz porque la relevancia ya la tuve y la sigo teniendo, y al final todo es pasajero. Ser relevante, ser una figura pública no te va a dar la felicidad, yo de niño siempre tenía la fantasía de “quiero ser famoso” y una vez que lo tuve era :”No, no lo quiero jajajaja”.

View this post on Instagram

Alejandro 🔥 @alejandrospeitzer #shotbyalexcordova

A post shared by Alex Cordova (@alexcordovaphoto) on

Grabar el programa de televisión me dio mucho eso. Yo estaba súper preparado para hacer el programa porque ya llevaba tiempo practicando para ese momento de spot, ya había participado en programas de Sony, en TNT, en Project Runway y desafíos.

Ya había hecho tele pero esto fue muy diferente, te voy a ser muy honesto, nunca había trabajado tan fuerte como en ese programa, nunca. Teníamos una semana de lunes a viernes y de esos 5 días vas a trabajar 2 días, esos 2 días va a ser una friega y vas a acabar muerto y cansado 4 días más.

Pero nosotros grabamos el programa durante un mes de lunes a domingo, 15-16 horas diarias. Y no solamente era ir a tomar buenas fotos, era verte bien, aprenderte los diálogos, levantarte a las 6 de la mañana, regresar a las 12 de la noche, armar looks, verte perfecto y sonreír, era demasiado.

Mi mejor amiga de Boston vino a visitarme en ese tiempo y ni la atendí porque yo estaba filmando el programa. Un día me acuerdo que me tiré al piso y mi novio me tuvo que arrastrar de lo cansado que estaba.

Y yo soy bien chambeador y talachero, te aguanto 15-16 horas en un set, ¡pero todos los días! Fue un mes de estar así y llegó septiembre y dije: ¡Me voy a morir! Lo que me mató no sólo fue grabar el programa, sino que también tenía que seguir con mi trabajo.

No sé cómo aguanté todo esto, me pongo a pensar ahorita y me acuerdo que se me caía el pelo, era muchísimo estrés. Fue una oportunidad increíble en todos los sentidos pero si me estaba volviendo loco. 

View this post on Instagram

#shotbyalexcordova ⚡️

A post shared by Alex Cordova (@alexcordovaphoto) on

Al final aprendí muchísimo y eso me hace muy feliz, hacer televisión es muy diferente, si ahorita me avientas a cualquier proyecto te lo saco de pies a cabeza. Me tocó colaborar con gente que ha hecho tele por años y yo lo hacía muy bien, no se notaba que yo no había hecho tele.

Y si no hubiera sido por el coronavirus ahorita estaríamos grabando la segunda temporada de Cámbiame el Look, estábamos en el top 5 de la programación de E entertainment.

¿Cómo ha sido trabajar en la nueva normalidad?

Es muy agotador trabajar con un tapabocas y careta, sentirte sucio cuando estás trabajando, es muy agotador estar pensando si te tocaste la cara o no, si tocaste el piso, que muchas veces se te desfasa en el foro/set, y regresar a tu casa pensando que ya te infectaste.

Y por otro lado estoy muy agradecido porque soy de los pocos fotógrafos que están en friega en estos días, es una bendición muy grande el poder seguir produciendo. También estoy consciente que teníamos que tomar medidas de higiene como sociedad.

Yo veo a todo el mundo como si nada, yo porque tengo un tema con la limpieza, siemprehe sido así. antes del COVID llegaba a mi casa y limpiaba todo mi equipo para que estuviera limpio y cuando la gente lo viera se viera como nuevo.

Para mí ya es muy agotador hacer eso y además estar como loco pensando que ya me infecté, sentirme sucio por estar trabajando, son muchas cosas, pero a la vez tengo la esperanza de que se vaya relajando la cosa jajaja aunque ya no sé qué pensar.  

Sobre tu rutina de belleza
Quién fue la primer persona que te influenció a cuidar tu piel
View this post on Instagram

📝

A post shared by Alex Cordova (@alexcordovaphoto) on

No te voy a decir que vino de familia porque mi familia no tiene esa cultura, nadie lo hace jajaja. La primera vez que me empecé a fijar en el skincare fue de más adulto, cuando me empezaron a mandar paquetes de PR.

Recuerdo perfecto fue hace 4-5 años que me mandaron un paquete muy grande de Kiehl ‘s y empecé a probar. Me empecé a enfocar en el tema de mis ojeras, genéticamente yo soy muy ojeroso, no es una cuestión de dormir bien o mal, así soy.

Empecé a ir con Uriel, mi dermatólogo y él me educó mucho, esto fue hace como 5 años. Yo como cualquier humano voy con el dermatólogo porque quiero ver qué puedo hacer con mis ojeras, ya sea unas inyecciones o fillers.

Él me dijo: “Mira, tú no necesitas absolutamente nada en la cara, ni te empieces a inventar, lo que tienes que hacer es cuidar la piel”. Gracias a él aprendí a diferenciar mi tipo de piel, por ejemplo. 

Nadie a mi alrededor me dio esa noción por así decirlo, ni siquiera mis amigos, ni mis amigas mujeres, mi mejor Paola ni siquiera se maquilla, ¡imaginate! Yo amo el maquillaje y el skincare, me cuido muchísimo.

Tengo la piel bonita, mi mamá tiene piel de bebé, mi papá también. Ahorita estoy súper involucrado con el cuidado de la piel porque como ya sé, consumo muchísimos productos. 

De hecho me acaba de llegar un paquete de PR de una marca de Sonora que se llama Desert Apothecary, me pareció muy interesante apoyarlos.

Me gusta consumir productos de skincare enfocados a piel masculina, hay una marca de Florida que me encanta que 4Voo, es exclusiva para piel de hombre, porque he probado de todo.

Lo que más me gusta es Bioderma, procuro buscar productos enfocados al envejecimiento masculino. 

Tu primer recuerdo relacionado con el cuidado de la piel

Tenía unos 15 años y agarré una crema de contorno de ojos de mi mamá y me la unté jajajaja me empecé a ver al espejo y según yo ya me veía viejo a los 15 años. Fue la primera vez que me unté algo en la cara.

Me la puse en toda la cara y cuello, aparte era una crema carísima, ella estaba toda histérica.

Primer producto de belleza del que te enamoraste

De skincare es la Water Drench de Peter Thomas Roth, es una crema humectante a base de agua, lo que me encanta de esa crema es que mi piel se siente como mantequilla, eso me fascina, y tiene un efecto semi reflector que le da un poquito de luz a la cara.

Otro es un protector solar con color de TIZO, ese me lo recomendó mi dermatólogo, me dijo: “Este tiene color y te va a pigmentar poquitito la ojera y está maravilloso”. 

View this post on Instagram

Patience.

A post shared by Alex Cordova (@alexcordovaphoto) on

Y de maquillaje, me acuerdo perfecto que hace 5-6 años estaba en un Fashion Week en Nueva York, entré a un Sephora y me compré un lapicito de cejas de Anastasia Beverly Hills. 

A partir de ahí empecé a peinarme la ceja, porque mi ceja nunca fue un tema de enfoque en mi vida hasta hace 5 años. Llegó al backstage y un stylist me dice: “¿Qué te hiciste en la cara?”

Y yo: me peiné la cejas jajajaja, fue algo súper sutil, la peiné para arriba, le puse su gelecito, muy plachadita, se veía cool, como una ceja natural cuidada.

Cuando tu piel no está al 100% qué haces

¡La dejo en paz! Mi piel naturalmente no necesita de muchas cosas, es cuando empiezo a untarme de más cuando me salen temas cutáneos. 

Pero si yo me baño normal mi piel está perfecta, no necesito muchos tratamientos y cosas, es más bien cuando empiezo a inventar cosas jajaja. Si encuentro cualquier cosa que me llamó la atención la compro, me la pongo y es cuando empiezan los problemas. 

Pero cuando está mal no me unto nada en 15 días, ya luego regreso a mis rutinas. 

Me acaban de recomendar un producto espectacular que me curó la dermatitis nerviosa, porque era nerviosa, que se llama Quadriderm, ese producto me salvó la vida. 

Para quien tenga resequedad o infecciones bacterianas (que pasa mucho a quienes se maquillan mucho), esa crema es una maravilla.

El producto que siempre compras cuando se te acaba

Muy fácil, hay un gel transparente de Anastasia Beverly Hills, el Clear and Gel que no es el mismo que compré la primera vez, es una fórmula nueva, y ese cada vez que se me acaba literal me lo vuelvo a comprar. 

Tengo fácil 4 o 5 años comprándolo.

View this post on Instagram

Brooke #shotbyalexcordova

A post shared by Alex Cordova (@alexcordovaphoto) on

Y un setting spray de Marc Jacobs que huele a coquito, además del olor delicioso la piel regresa a la vida. He probado muchos setting sprays, pero ese de Marc Jacobs de coco es mi favorito. 

¡Huele delicioso! Ya se me está acabando, y fíjate que cambiaron la presentación porque yo tenía el envase de 90 oz y ahorita venden uno más chiquito.

Sólo puedes usar un producto por el resto de tu vida, ¿cuál y por qué?

De make up el de las cejas, porque no me maquillo nunca, pero cuando me hago la ceja me siento bien, tengo la ceja poblada y cuando está peinada se ve bonita.

Y de skincare, hay un ácido hialurónico de una marca que no es mexicana pero venden en México, es de la marca PAESE, creo que es suiza, de un país por allá, de esos fríos.

Yo conocí al PR y me mandaron una cantidad de productos de skincare tan buenos, con el que me quedé fue con el de ácido hialurónico, ese me lo pongo cuando mi piel está muy muy reseca.

Después de que me mandaron el paquete de PR yo lo he comprado por mi cuenta, ya les he comprado 4.   

Paso favorito de la rutina de skincare

La limpieza y la exfoliación, me encantan. En mi baño siempre vas a ver productos de limpieza facial y corporal. Siempre he tenido la cultura de comprar productos de limpieza corporal como para exfoliar mi cara y cuerpo.

https://www.instagram.com/p/B1bbcfeJtbV/

La limpieza y exfoliación es lo que más me importa. He probado todo tipo de productos,  pero mi favorito es de Kiehl ‘s el Facial Fuel, está mentolado y te refresca mucho la piel, lo aplico con el Foreo.

Eso lo hago 3 veces por semana sí o sí. 

Un producto que jamás creíste comprar y al final lo hiciste

Correctores, ni siquiera los entendía, no sabía para qué eran hasta que aprendí. Cuando vivía en Nueva York yo me maquillaba de repente, cuando salía con mis amigos. 

Me acuerdo que la cultura de maquillaje de mis amigos hombres era muy de untarse cualquier cosa sin saber para qué servía, y yo no sabía cómo funcionaba un corrector y cuando aprendí a usarlos dije: WOW, ¡this is cool!

La tinta de Benefit, la Benetint color Cherry fue una sorpresa gigante, la incorporé a mi rutina diaria. Si me quiero ver cool me pongo tantito en la cara para verme más rosadito, no se ve como maquillaje sino como un efecto natural.

Ese tono hace match con con el color de mi boca y mi cara, y hace que se vea mi piel más lozana, sin necesidad de aplicar un blush, porque no me gusta ponerme maquillaje.  

Son tips muy básicos para maquillaje de hombre que siento que cualquiera que quiera verse guapo y fresco debería de emplear, siempre con moderación y sabiendo aplicarlos correctamente, porque si te pones muchísimo ya pareces la payasa jajajaja.  

Tu secreto mejor guardado de skincare

Cuando estaba grabando el programa de televisión y dormía 2 horas al día porque llegaba y trabajaba en la computadora y me veía horrible, de hecho si ves el programa siempre estoy hinchado jajajaja.

Batallo mucho con el tema de la hinchazón, y todas los días a las 6 de la mañana agarraba un bowl gigante, lo llenaba de hielo y metía mi cara, eso relajaba mucho mi piel y llegaba al set ya deshinchado.

Me ayudó demasiado con las ojeras y la hinchazón, ese tip me encanta, me lo recomendó Sara Galindo.

Y un tip personal que siempre he empleado porque mi único complejo facial son las ojeras es usar cucharas frías. 

El peor error en skincare que hayas cometido

Mezclar productos y fórmulas. Justo estaba en Guadalajara y probé 4 productos diferentes y mi piel se jodío, me empezó a salir una resequedad horrible, luego una dermatitis nerviosa.

Lejos de eso ninguno, porque a final de cuentas el único problema que he tenido es ese, untarme muchas cosas y mi piel sigue muy resentida. 

Crema y suero favoritos

Ahorita estoy usando una crema de día de Bioderma la Sensibio DS, es para piel muy sensible y estoy usando el combo de contorno de ojos Sensibio Eye y crema facial, la aplico también en el cuello.

Siempre he tenido arruguitas en el cuello y no hay manera de arreglar eso, entonces es más bien cuidarlo. 

Tu rutina de skincare de noche

Me baño y me exfolio en la ducha con Foreo y el limpiador de Kiehl ‘s Facial Fuel, empiezo siempre a bañarme con agua caliente y luego la cambio a fría para cerrar el poro y para cuidar el pelo. Y ya que estoy seco me pongo el contorno de ojos Sensibio Eye y la crema de cara Sensibio DS, ambos de Bioderma y la crema de cuerpo.

Ahorita por recomendación de mi novio, nos estamos poniendo en las cejas aceite de ricino para el crecimiento, él es muy rubio y su ceja casi no se ve. Nos lo empezamos a aplicar y mi ceja está creciendo una cosa ridícula, ¡estoy maravillado!

Llevamos un mes poniéndonos el aceite, porque yo tenía huequitos y ni al caso de andarme haciendo microblading y esas cosas jajaja, y el aceite está funcionando muy chido y ya lo incorporamos como parte de la rutina de noche. 

Lo que me gusta mucho de mi novio es que él también se cuida muchísimo, los dos somos adictos a cuidarnos siempre estamos viendo qué más podemos hacer en cuanto a cuidado de la piel no de fillers ni esas cosas.  

View this post on Instagram

Every you, every me – Placebo

A post shared by Alex Cordova (@alexcordovaphoto) on

Productos que siempre traes en tu bolsa

Lo que siempre llevo y va a sonar redundante es el gel de Anastasia, el Clear Gel de las cejitas, y a veces me cargo la Benetint de Benefit, esos dos siempre los llevo.

Y también llevo el bloqueador solar, el Tizo 3 con un poco de color. 

 ¿Qué consejo le darías a alguien que empieza a cuidar su piel?

Que entiendan qué tipo de piel tienen principalmente, qué necesidades quieren cubrir y no exagerar jajaja, no hace falta untarte todo ni cantidades gigantes, tu piel va a absorber los nutrientes igual, pero si tienes exceso de producto ya vas a tener acné y otras cosas. 

Sobre tu rutina de pelo

Siempre me caractericé por tener el pelo muy difícil. Cuando era niño veía a los otros niños con el pelo hermoso y yo con mi pelo pincho, tengo demasiado cabello, demasiado grueso, es un pelo como de rastrillo jajajaja.

Un día hace dos años me levanté y dije: ¡Ya estoy harto de mi look!, me voy a dejar crecer el cabello. Me acuerdo que me dijeron: “Cómo, ¡si tienes el pelo horrible!”, a lo que yo contesté: Watch me, me voy a enfocar en que se me vea chingón.

Era la primera vez en mi vida que me lo dejaba crecer, duré veinte y pico años con el mismo pinche pelo jajaja, me lo cortaba en barbería cada 6 días, para que me mantuvieran el pelo perfecto siempre, ni un pelo arriba, ni un pelo abajo, ¡siempre perfecto!

https://www.instagram.com/p/CAWba3opIGt/

Empecé a experimentar con el pelo y me lo dejé crecer hace 2 años a ver qué forma iba agarrando porque ni siquiera sabía cómo era mi cabello, de niño siempre lo tría a rape, corte militar.

Veía a los niños con el pelo súper bonito, sus papás se los dejaban hasta largos con cortes tipo bob, y yo con mi pelo militar, me llevaban con el estilista y decía: “Este niño tiene el pelo horrible, rápenlo”.

Para mi sorpresa me di cuenta que mi cabello es demasiado ondulado, el chino cerrado, no llegando a chino pero muy ondulado. El primer año fue horrible porque parecía un mamarracho jajajajaja, fue horrible, viví de gorras, te sientes la persona más fea del mundo, la más descuidada.

Ya pasando el año mi pelo fue agarrando forma y me encontré con un estilista espectacular y talentoso que me enseñó que mi pelo se puede ver espectacular también, cómo te explico que yo tenía este trauma con mi pelo desde que era niño. 

https://www.instagram.com/p/Bvc_ZvNBq4G/

Y agarra mi pelo (que era una mierda) y me lo empezó a tratar y hacer keratinas y otros tratamientos, hasta que fue creciendo y ahorita veo mi pelo y digo WOW, jamás me imaginé en la vida tener este pelazo.

Yo de niño siempre soñaba con tener el cabello largo, veía a Brad Pitt, Leonardo DiCaprio y yo quería ser como ellos con ese pelo de los 90, muy River Phoenix jajajaja. El estilista agarra mi pelo y me dice: “Tienes el pelo muy difícil, primero tienes mucho, segundo, crece demasiado grueso, pero la mitad de la gente ya quisiera tener tu pelo”.

Ahora me siento súper cómodo con mi cabello, lo único que me frustra es que no puedo salir a ningún lado a presumirlo jajaja, me lo tengo que amarrar porque para mí es más cómodo traer el cabello amarrado que suelto cuando estoy trabajando.

Igual se ve cool pero lo chido es cuando está suelto, y por primera vez en mi vida experimenté con color, muchas cosas que muchos hombres hacen pero nadie lo habla. Mi cabello es negro cuervo y me lo aclaré.

Esta inquietud nace porque un día íbamos en viaducto y vi un espectacular con mi foto del programa y sólo se me veía la cara no se me veía el cabello porque el fondo de la foto era negro y era como un contorno de la cara y dije ¡Qué es esta mierda, se ve horrible! jajajajajaja.

Y luego en el programa tu ves los clips y mi cabello se veía demasiado negro, demasiado oscuro, no se veía ningún tipo de textura ni de nada, era como una mancha negra nomás. Y fue que decidí experimentar con el color y hacer un mini desgaste como si hubiera ido a la playa.

Y me encanta porque le da mucha luz al rostro y se sigue viendo muy masculino, no se ve como Jason Momoa que trae rayitos, mi temor era ese, parecer la loca de los rayitos jajaja. 

Y la gente ni se dio cuenta, y me encanta porque se ve un trabajo bien hecho, tiene textura, el pelo se ve súper cuidado, y por primera vez en mi vida puedo decir que tengo un pelazo.

De hecho lo quiero un poco más largo, abajo del hombro un pelo de los 70’s, quiero parecer un rockstar de los 70’s y esa es la estética que estoy buscando ahorita, que parezca que estás viendo a un hippie, pero cuidado y cool.

Imagínate asumir que tu cabello es feo de por vida, porque desde niño te lo metieron en la cabeza porque el peluquero te decía: “Tu pelo es horrible, mejor déjatelo corto”. Yo luchando contra los esquemas desde niño jajajaja.

Y ahora esos compañeros que tenían el pelo divino desde niños, ¡ahora están pelones!, y yo con mi pelazo jajajaja.

Mi estilista me recomendó un producto brasileño que se llama Novex, es brasileño porque está claro que en Brazil la gente tiene el pelo como yo, la mayoría de los brasileños son afrodescendientes y son pelos difíciles.

Yo soy latino pero mi pelo es como el de una persona afroamericana jajajaja, y de hecho mis hermanas tienen el pelo igual que yo, es una cuestión de los Córdova.

Entonces pruebo este producto de Novex y literal le da una vida a mi pelo impresionante, nutre muchísimo el folículo. Pero lo que mantiene mi pelo son las queratinas la verdad, a punta de queratina.

De hecho ya me toca una porque #cuarentena jajajaja pero me las hago muy seguido cada 2-3 meses, ya teniendo eso mi pelo se relaja, porque como tengo tanto volumen de repente se hace afro.

Y cuando tengo un good hair day tu vas a saber porque voy a estar subiendo fotos, y cuando no no me vas a ver pero ni en días jajajaja.      

Siempre trato de usar shampoos sin sal, siempre la evito porque evidentemente mi pelo es lo último que necesita, de hecho mi pelo repele la limpieza jajajaja. Cuando mi pelo está limpio se ve asqueroso porque tiene demasiado volumen, tengo que pasar 2-3 días para que se vea divino.

 ¿Cómo cuidas tu barba?

Siempre me ha gustado hacer barbas, yo siempre se la hacía a mis amigos y últimamente a mi novio. Lo que hago con mi barba, y te soy súper honesto, me doy una perfilada, para hacer mi cara más cuadrada.

Para mi la barba es el contouring del hombre, tú te puedes hacer figuras en la cara que no tienes, yo sin barba me veo como un niño de 12 años y a mí no me gusta ese look, tal vez cuando tenga 40, pero ahorita no me gusta, me siento incómodo.

Pero cuando me la quito, mi cara es cuadrada naturalmente, tengo la quijada cuadrada y muy marcada y lo que hago con mi barba es perfilarla para que sea más gruesa y más cuadrada,  eso da un aspecto más másculino al rostro.

No me pongo ningún aceite ni bálsamo, ni aplico absolutamente nada porque no siento que lo necesite, además ya tengo demasiadas chingaderas como para andar buscando qué aceite me va jajajaja.

Sobre tu rutina de cuerpo
https://www.instagram.com/p/B-VtU2MpA-T/

Me ganó la locura en estos días y fui con mi novio a The Body Shop, yo siempre he comprado sus exfoliantes corporales porque tienen un olor delicioso y te dejan la textura de la piel muy suavecita. 

Tengo uno de mango que es el que siempre he usado por años. 

Y uso una crema hidratante de cuidado masculino, de hecho tengo una con protector solar. La piel de mi cuerpo suele ser muy reseca y siempre estoy poniendome crema, ahorita por el tema de la cuarentena tengo las manos muy resecas por tanto gel y a cada rato me pongo crema, la que estoy usando ahorita es la de Neutrogena Men.

Perfumes favoritos

Uff, Dior Homme es mi favorito, en su versión sport y la normal, ese es el de diario.

Sobre tu rutina de ejercicio y alimentación

Fijate que antes hacía demasiado ejercicio, tenía un tema con eso. Yo era ese güey que el lunes iba a Siclo, martes iba a Commando, miércoles … a todas las clases, a todas. 

Y estuve un tiempo a full entrenando con pesas pero mi cuerpo es muy agradecido, no necesito hacer tanto ejercicio porque mi genética ya me lo dio por así decirlo, yo nada más hago cardio y ya.

Para tener resultados más fuertes sí debería enfocarme en hacer ejercicio. Tengo 2-3 meses sin hacer nada y mi cuerpo esta bien, se ve bien y se siente bien. Ahorita tengo una lesión en el pectoral, un desgarre y no puedo hacer nada.

View this post on Instagram

Distanciamiento social got me like…

A post shared by Alex Cordova (@alexcordovaphoto) on

Me gusta cuidarme haciendo cardio, ese tipo de ejercicios más sencillos porque soy muy flojo jajaja. Amo las clases, me encanta Fever, amaba las clases de los martes , prefiero eso que ir al gimnasio.

Y de la comida como absolutamente de todo, soy bien glotón jajaja, en nuestra casa se come de todo. Curiosamente mi highlight del día es comer rico, es lo que me hace feliz. La comida del mar es 200% mi favorita. 

Hablando que en Sonora los mejores mariscos vienen de la playa y en España la dieta mediterránea es la clave, siempre he sido de mariscos. De postres todos los salados, me encanta todo lo que tiene chile.

No soy mucho de la cultura del café pero a mi novio le gusta mucho y empezamos a tomar mucho café por la cuarentena mezclado con leche de almendras o leche de chocolate, o té chai. 

Y últimamente mi novio hace mucho té de jengibre y me está encantando, lo tomamos todos los días, es relajante y tiene muchos nutrientes.

Back to Top